Los grandes centros de datos mantienen la demanda de servidores.

Las empresas, por su parte, estiran el ciclo de vida de sus máquinas con la virtualización y recurriendo a proveedores de servicios en Internet.

En el cuarto trimestre de 2016, los ingresos de los servidores en todo el mundo disminuyeron un 1,9% con respecto al año anterior, mientras que las ventas por unidades cayeron un 0,6%, según Gartner. En todo 2016, los envíos de servidores a nivel mundial crecieron un 0,1%, pero los ingresos de los servidores disminuyeron hasta un 2,7%. Es decir, el mercado se ha estancado.

“Diversos factores produjeron estos resultados”, dice Jeffrey Hewitt, vicepresidente de investigación de Gartner. “Los grandes centros de datos (como los de Google o Facebook) crecieron e impulsaron el reemplazo de servidores. Mientras tanto la demanda de las empresas creció a un ritmo más lento, ya que las compañías siguieron aprovechando las aplicaciones gracias a la virtualización y en algunos casos recurrieron a los proveedores de servicios en la nube”.

Desde el punto de vista geográfico, Asia/Pacífico fue la única región que registró un crecimiento positivo, tanto en los envíos como en los ingresos, en el cuarto trimestre de 2016. En el resto de las regiones la venta de servidores se resintió. América Latina experimentó el mayor descenso en los envíos (12,2%), mientras que en África y Oriente Medio disminuyeron los ingresos en casi un 15%.

Por fabricantes, HPE fue el mayor proveedor de servidores en el cuarto trimestre del año en términos de ingresos. La compañía terminó el año con unos ingresos de casi 3.400 millones de dólares, y una participación en el mercado del 22,9%. Sin embargo, los ingresos de HPE disminuyeron un 11% con respecto al año anterior. De los cinco principales proveedores mundiales, sólo Dell y Huawei mostraron un crecimiento entre octubre y diciembre. Significativo fue sobre todo el avance de la compañía china, que casi dobló su facturación del año pasado e incrementó en un 64% sus ventas en número de máquinas.

Dell fue el primer fabricante en número de máquinas comercializadas. El fabricante estadounidense vendió 562.000 servidores en el trimestre, un 6,5% más, lo que le dio una cuota de mercado del 19%. Dell arrebató el liderazgo a HPE por unidades. Este fabricante cayó nada menos que un 19,4% con respecto al mismo periodo del año anterior.

El negocio en Europa

Las ventas de servidores en EMEA reportaron a los fabricantes 3.400 millones de dólares, un 11,4% menos que en el cuarto trimestre de 2015. Según Gartner, el mercado ha ido a peor en esta zona geográfica. “La demanda de todo tipo de clientes ha sido débil en toda la región”, comenta Adrian O’Conell, director de investigación de Gartner.

En términos de ingresos, los cinco principales fabricantes de servidores sufrieron descensos en el cuarto trimestre de 2016. HPE mantuvo la posición número uno, pero sufrió una disminución de ingresos del 10%, lo que le deja en línea con el mercado. Por su parte, los ingresos de servidores de Dell y Fujitsu sufrieron una caída menor. Mientras tanto, la mayor caída la experimentó IBM, que cedió hasta casi un 35% en términos de facturación. El gigante azul perdió algo más de tres puntos de cuota de mercado.

Si se mira por unidades, la sorpresa la volvió a dar Huawei, que se situó en quinta posición del mercado, muy cerca de Fujitsu. La china creció casi un 55% y vendió 24.500 máquinas. “2016 fue un año difícil para los vendedores de servidores en EMEA, y no hay signos de que las cosas vayan a cambiar por el momento”, dice O’Connell. “Los niveles de incertidumbre política y económica en EMEA no van a disminuir a corto plazo, y esto, combinado con un ambiente muy competitivo, hará que el mercado siga estado duro para las marcas”, añade el analista de Gartner.

Ventas anuales

En todo el 2016, las ventas de servidores a nivel mundial (medidas en unidades) aumentaron un magro 0,1%, mientras que los ingresos disminuyeron un 2,7%. “Los servidores x86 continúan siendo la plataforma predominante en la construcción de los grandes centros de datos”. Además, está ayudando a la plataforma de Intel el tirón de los sistemas hiperconvergentes, aunque todavía supongan un porcentaje pequeño de todo el mercado de infraestructura.

Para 2017, Gartner predice que en parte se repetirá la historia del pasado ejercicio: el crecimiento del mercado será modesto y vendrá sobre todo inducido por la demanda de los proveedores de servicios. En el ámbito de la empresa, la consultora pronostica que las ventas caerán ligeramente en unidades, y crecerán un poco si se miden en ingresos.

Mercado servidores Q4 2016, según Gartner.
Fuente: channelpartner.es
 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.