Adiós (ahora sí) a Adobe Flash: descansará en paz en 2020.

Adobe se rinde por fin a la evidencia de que Flash no tiene futuro alguno en Internet y pone fecha a su abandono definitivo.

Antaño fue una tecnología dinámica, muy vistosa, que alegraba la vista en los inicios de Internet ante las tradicionales y cuadriculadas páginas web que se estilaban por aquel entonces. Miles de desarrolladores usaron este software para crear juegos, reproductores de vídeo y aplicaciones capaces de funcionar en varios navegadores. Pero, poco a poco, Adobe Flash se fue convirtiendo en un cementerio de elefantes, un sistema que traía más quebraderos de cabeza –principalmente a causa de su nula seguridad– que beneficios a las compañías.

Su ausencia en iOS y Android dejaron a Flash malherido, mientras que con HTML5 se dictó sentencia de muerte y algunos verdugos, como los navegadores Mozilla Firefox y Google Chrome– no dudaron en cortarle la cabeza a la que fuera otrora joya de la corona de Macromedia, adquirida por Adobe en 2005.

Ahora, con el declive sin paliativos que ha sufrido esta tecnología, solo quedaba conocer cuándo se produciría su último aliento, una decisión que corresponde tomar al padre de la errática criatura: Adobe. Pues bien, la compañía norteamericana ha tomado la determinación de acabar con Flash a finales de 2020, si bien su muerte se producirá de forma escalonada.

Así lo ha indicado la compañía en un comunicado, en el que detalla como se ha ideado un plan junto a sus principales socios de negocio (Apple, Microsoft, Alphabet, Facebook y Mozilla) en varias fases para ir abandonando Flash a lo largo de los próximos tres años. Hasta entonces, Adobe seguirá proporcionando actualizaciones y los navegadores seguirán soportando -si bien no por defecto en muchos casos- esta herramienta.

Por ejemplo, en Google Chrome, el navegador más usado en todo el mundo, el uso de Flash ya es casi residual: mientras que en 2014 lo utilizaban el 80% de sus usuarios, en la actualidad esta cifra apenas ronda el 17%. Pero no debemos olvidar que, en su momento álgido, allá por 2005, Flash estaba instalado en el 98% de los ordenadores a escala mundial. Descanse en paz.

Fuente: ticbeat.com

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.