Una nueva fuerza de ciberrespuesta de la UE.

José Battat, director general de Trend Micro, hace un llamamiento para promover las alianzas público-privadas en el ámbito de la lucha contra el ciberterrorismo.

Varios Estados miembros de la UE han decidido desarrollar una nueva fuerza de ciberrespuesta para ayudar a mitigar la amenaza que representan los ataques online en el futuro. Es otro prometedor paso hacia un enfoque más unido de la ciberseguridad a nivel transnacional. Pero no olvidemos también la importancia que aquí tienen las alianzas público-privadas para asegurar que esos gobiernos aprovechan los mejores recursos e inteligencia disponibles de las principales compañías de ciberseguridad del sector privado.

Una nueva fuerza

En la sesión del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE celebrada recientemente en Luxemburgo, Lituania propuso una Declaración de Intenciones para formar la nueva fuerza de respuesta. La idea es que cada Estado miembro cuente con una unidad especializada encargada de interactuar con los de otros países participantes para ayudar a investigar y neutralizar las amenazas de última hora. Las personas serán especialistas elegidos entre los servicios de seguridad de cada país y de otras instituciones.

La iniciativa está ganando impulso rápidamente con Croacia, Estonia, Francia, Finlandia, Países Bajos, Rumania y España, todos participantes en el proyecto, y cuatro países más -Bélgica, Alemania, Grecia y Eslovenia- permaneciendo por el momento como observadores. Se produce en medio de una creciente preocupación por el hecho de que los ciberatacantes incontrolables sin fronteras nacionales tengan la ventaja de lanzar no solo ataques de datos, sino también ataques contra infraestructuras críticas disruptivas en sistemas SCADA y la infraestructura IoT que cada vez impregna más todos los aspectos de nuestra sociedad.

La medida sigue a los planes anunciados hace unas semanas para reforzar el papel de Enisa, otorgándole un mandato permanente como agencia de ciberseguridad de la UE. También se espera que la agencia abra su primer centro de respuesta a incidentes 24/7 en Bruselas a finales de este año.

El bien común

La industria de la ciberseguridad apoya plenamente estas iniciativas diseñadas para mejorar la cooperación y las capacidades de respuesta a incidentes en toda la región y esperamos que otros países se sumen y continúen cooperando en futuros acuerdos de seguridad. Aunque también hay una gran oportunidad de aprovechar la experiencia del sector privado en este ámbito en cualquier otra iniciativa dirigida por la UE.

Los proveedores de ciberseguridad contamos con redes de investigadores de amenazas repartidos por todo el mundo, utilizamos tecnologías e infraestructuras de protección inteligente capaces de analizar más de 100 TB de datos y bloquear más de 250 millones de amenazas cada día, lo que supone un gran recurso para ayudar en la lucha contra los hackers. De hecho, muchas de las compañías que trabajamos en este ámbito ya hemos colaborado en iniciativas y firmado alianzas con organismos como Europol e Interpol para trabajar codo con codo con las fuerzas del orden de distintos países para identificar, encontrar y llevar ante la justicia a las personas que están cometiendo algún tipo de ciberdelito. 

Los gobiernos tienen que entender que los ciberatacantes siempre tienen ventaja: golpean primero y, por lo general, desde un lugar anónimo. Son ágiles, cada vez tienen más recursos, están más decididos y solo necesitan tener éxito una vez para penetrar nuestras defensas. La única forma de combatir esa amenaza es unir fuerzas, compartir inteligencia y mejores prácticas y garantizar que no haya un lugar para esconderse.

Fuente: computing.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.