Software Open Source, de alternativa a prioridad

Hace una década la industria tecnológica no disertaba sobre transformación digital. Por aquel entonces tampoco se hablaba de tendencias como inteligencia artificial, machine learning, IoT, y no podíamos ni imaginar lo que significaba el big data o el desarrollo de arquitecturas headless. La realidad es que la evolución tecnológica de estos 10 años ha sido vertiginosa y ha impactado enormemente en las empresas, que han tenido que realizar procesos de renovación internos para adaptarse a los nuevos modelos digitales.

El software empresarial, como pieza fundamental de este proceso transformador, también ha vivido su particular evolución. Según Forrester, en 2007 el 17% de las empresas usaba software open source (OSS: Open Source Software). Nueve años después, otro informe recogía que el 41% de los responsables de la toma de decisiones sobre software afirmaban que entre sus prioridades más críticas se hallaba incrementar el uso de código abierto. Pero es que, en 2017, según datos de Gartner y, de nuevo de Forrester, ya entre el 80 y el 90% de los desarrolladores de software comercial utilizaban componentes de código abierto. Gartner, además, afirmaba que en 2018 no menos del 70% de las nuevas aplicaciones se basarían en bases de datos open source, cifra que en 2019 casi con total seguridad ya hemos rebasado.

Son muchas las predicciones emitidas, pero todas señalan en una misma dirección: el OSS ha tenido un enorme desarrollo e implantación, pasando de alternativa a prioridad para un gran número de organizaciones de todos los sectores. En el caso de España, la Administración Pública y el sector universitario fueron los pioneros en su uso y adopción, pero actualmente, su calado llega a todo el tejido empresarial, ¿cómo ha sucedido esto? La respuesta se halla, principalmente, en una serie de razones interconectadas, algunas ampliamente aceptadas, como su mayor nivel de madurez, una mayor calidad del código, la independencia del proveedor o la facilidad que aporta al desarrollar prototipos. Además, presenta modelos de negocio con menos riesgo asociado y un coste total de adquisición mucho menor que el de las soluciones privativas, lo que permite optimizar los recursos disponibles.

Ya en 2018 más del 70% de las nuevas aplicaciones se basaban en bases de datos open source, cifra que en 2019 se ha rebasado”

OSS y digitalización

Asimismo, encontramos otras razones, como que la innovación conseguida a través del trabajo de una comunidad colaborativa es mayor que la conseguida por los equipos de desarrollo de las soluciones privativas; que las organizaciones pueden llegar a integrarse en la comunidad para aportar e influenciar en el producto que usan, o que sus estándares facilitan la interoperabilidad del ecosistema de cualquier organización. ¿Y si hablamos de transformación digital? Porque las tecnologías OSS juegan un papel fundamental incentivando estos procesos y estimulando tendencias tecnológicas como cloud, IA, machine learning. De hecho, muchos afirman que una transformación real no sería posible sin OSS.

Porque, en definitiva, el uso de estas tecnologías dota a las organizaciones de mayor flexibilidad y de modelos más eficientes, obteniendo un conjunto de beneficios que permiten desarrollar y mantener una innovación digital constante, esencial para fomentar la competitividad en un mercado cada vez más digitalizado y una capacidad de reacción más rápida ante los nuevos retos. ¿Qué organización querría perderse hoy en día los grandes beneficios que presenta la adopción de tecnologías open source?

Por Jorge Ferrer, Vicepresidente de Ingeniería de Liferay.

Fuente: www.computing.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.