Samsung considera escisión.

La intención sería reforzar su división de telefonía móvil.

Según información extraoficial  referida por el periódico Seoul Economic Daily, Samsung Electronics  considera escindirse en dos unidades  como resultado de presiones  financieras y políticas, que se suman a las dificultades  experimentadas  recientemente por su dispositivo Galaxy Note 7.

2016 ha sido un año  difícil para el gigante surcoreano, principalmente debido a las baterías defectuosas de su producto estrella Galaxy Note 7.  Aparte del daño a su imagen, la empresa  deberá asumir pérdidas de US 5,3 mil millones.

Según un reciente informe,  las dificultades de Samsung  han beneficiado a Huawei,  que  habría pasado a ocupar el segundo lugar de la lista de fabricantes más rentables de smartphones, al menos durante el último trimestre.

Recientemente, las oficinas de Samsung en Seúl  fueron allanadas por  la policía como parte de un escándalo político que podría destronar al presidente de la empresa, Park Geun-hye.  Esta situación ilustra en parte la compleja estructura administrativa de Samsung, que en los últimos meses ha causado preocupación entre inversionistas.  Una solución podría ser la escisión de la empresa en dos divisiones; una operativa y una financiera.

La agencia Reuters, en tanto, escribe que la empresa de inversiones  estadounidense Elliott Management, propietaria del 0,6% de Samsung, habría propuesto inicialmente la escisión.  La idea es respaldada por  la empresa de gestión de activos financieros Aberdeen Asset Management, a cuyo juicio “es difícil argumentar contra de la lógica que sustenta la propuesta de Elliott.  Sería preferible una estructura más simple.  Lo fundamental es que estos cambios beneficien a todos los incorporados, incluida a la familia (Lee),  al consorcio, y a los inversionistas”.

Fuente: diarioti.com

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.