Palabra de Gartner.

Los términos tecnológicos son como las acciones de bolsa, fluctúan en función del interés que generan en un momento dado.

En estos momentos, ‘transformación digital’ está en pleno auge generando superávit en los discursos de las empresas. Lo mismo ha sucedido con cloud computing o Big Data que brillan con esplendor en los mensajes corporativos. Son conceptos que resuenan con fuerza y resultan convincentes para los departamentos comerciales. El mercado es muy receptivo a lo que huela a digital, móvil o global. Pero en cualquier momento, pueden caer en desgracia o pasar a un segundo plano, para terminar relegados a un injusto olvido, víctimas del feroz progreso tecnológico y de la pizarra de los analistas.

Business Intelligence suena a añejo, superado por un término más ambicioso: Analytics, que cubre un espectro más amplio. Ahora suben con fuerza en los ‘cuarenta principales’ la inteligencia artificial, el blockchain, DevOps o el machine learning, aparejados por innovaciones que están calando en las nuevas soluciones tecnológicas. Todo ello muy lógico y razonable, como parte del juego de la oferta y la demanda. Lo que parece más difícil de comprender son las piruetas semánticas que las multinacionales hacen con sus discursos tratando de rejuvenecer y de parecer más ‘digitales’ que las empresas nacidas al calor del mundo millennial.

En el SAP Innovation Forum celebrado en Madrid, un cliente del ecosistema de la firma alemana cantaba las excelencias de SAP asegurando que tenía condiciones de una ‘startup’ abierta a la innovación y a la colaboración. Michael Dell lleva tiempo diciendo lo propio de su firma; ser una ‘startup’ resulta más sexy que ser una multinacional con décadas de liderazgo en el mercado. El director general de SAP Iberia, Joao Paulo Da Silva, venía a decir que su empresa no era tecnológica sino una compañía profundamente conocedora de los negocios. Parece que sacar a pasear la palabra tecnología ya no resulta tan atractivo. Ser una commodity es como tener un hijo poco presentable que es mejor tenerlo enclaustrado, fuera de la mirada de los curiosos. Me temo que en no mucho tiempo la gente rehúya hablar de transformación digital. Sonará a antiguo y a inadaptado. Palabra de Gartner.

Fuente: computing.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.