“El mundo está a punto de convertirse en una red Wi-Fi gigantesca”

La WBA esboza su visión de la Wi-Fi mundial aprovechando los nuevos estándares para conectar el mundo con el espectro de la Wi-Fi 6.

La directiva, reelegida, de la Wireless Broadband Alliance (WBA) – el organismo mundial de la industria dedicado a mejorar los servicios y estándares de Wi-Fi – estima que el mundo está por convertirse en una gigantesca red mundial de Wi-Fi, por lo que han dado a conocer su visión sobre el futuro de la Wi-Fi en el 37º Congreso Mundial Inalámbrico anual de la Alianza, celebrado el 28 de octubre.

En evento, realizado totalmente en línea, el Presidente JR Wilson de AT&T y el copresidente Dr. Derek Peterson de Boingo Wireless, confirmaron el compromiso de la WBA de impulsar la creación de una red Wi-Fi global segura y expedita, que permita a los usuarios empresariales y a los consumidores ir alternando entre señales Wi-Fi en casi cualquier lugar del mundo.

“La visión es que miles de millones de personas y sus dispositivos puedan conectarse de forma automática y segura a muchos millones de redes Wi-Fi en todo el mundo sin necesidad de iniciar sesión, registrarse o utilizar contraseñas”, dice Wilson. “Ir de una cafetería Wi-Fi a una red de estaciones de metro automáticamente – sin necesidad de volver a registrarse para mantener la cobertura. El mundo como un gigantesco hotspot Wi-Fi con acceso y cobertura fácil, seguro y sin problemas para todos”.

La visión planteada durante el evento considera además nuevas fuentes de ingresos para los proveedores de redes existentes, la creación de nuevos e innovadores modelos de negocio para las empresas que abren sus redes, así como nuevas oportunidades de comercialización, promoción y patrocinio.

Estos cambios serán posible gracias a una serie de desarrollos impulsados por la WBA y sus empresas miembros que tienen como objetivo aumentar exponencialmente la potencia, la velocidad, la capacidad, la fuerza y la capacidad de roaming de las redes Wi-Fi. En el encuentro se constató además qué el impulso dado por la WBA hacia la iniciativa OpenRoaming™ está facilitando y permitiendo la transición fluida entre las redes, eliminando la necesidad de que el usuario se esté registrando constantemente en cada nueva red.

De igual modo, se señaló que las pruebas exitosas de las normas Wi-Fi 6 y 6E están demostrando mejoras significativas en la fiabilidad, eficiencia y rendimiento incluso en entornos difíciles para las señales inalámbricas.  Y, por último, las medidas adoptadas por los reguladores de todo el mundo para liberar el espectro de 6GHz para su utilización por las redes Wi-Fi suponen mejoras radicales en la velocidad de servicio, la latencia y, lo que es más importante, la capacidad de las redes Wi-Fi.

“La WBA está a la cabeza de la carga con desarrollos técnicos y de modelos de negocio que pueden revolucionar la forma en que utilizamos el Wi-Fi en todo el mundo”, comentó el Dr. Peterson. “Nuestra visión es crear redes Wi-Fi que funcionen a la perfección y con rapidez, añadiendo capacidad para las decenas de miles de millones de dispositivos que buscan conectarse a redes inalámbricas rápidas”. Una observación recurrente durante el evento fue que estas redes Wi-Fi avanzadas tendrán un papel cada vez más importante que desempeñar junto a los servicios celulares 5G e incluso 6G.

“El argumento económico para un mayor uso de las redes Wi-Fi avanzadas es realmente muy convincente”, añadió Wilson. “Nuestra visión de Wi-Fi es aumentar y acelerar el despliegue sin Que sea necesario contar con una avanzada cobertura inalámbrica subyacente de alta velocidad. El objetivo es hacer esto a una fracción del costo, aprovechando una serie potencial de proveedores de redes independientes privadas y públicas”.

Fuente: diarioti.com

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.