El marco fiscal de Trump también pasa factura a Microsoft.

El gigante de Windows gana un 35% menos en el último año por las provisiones para adaptarse a la legislación fiscal estadounidense para repatriar beneficios y crear puestos de trabajo en aquel país. En total, Microsoft factura en el ejercicio 110.000 millones de dólares, un 14% más.

Microsoft cerró año fiscal con unos ingresos de 110.400 millones de dólares, un 14% más que en el ejercicio previo. Sin embargo, los beneficios del gigante de Windows y Azure cayeron un 35%, como resultado de las provisiones fiscales realizadas para cumplir con la Tax Cuts and Jobs Act, la iniciativa legislativa de Donald Trump para repatriar impuestos y crear puestos de trabajo en suelo estadounidense, y que en los últimos tiempos ha ido mermando las cuentas de las multinacionales al otro lado del Atlántico. En concreto, las cargas que tuvo que soportar Microsoft por este concepto se elevaron a 13.700 millones de dólares, lo que ha dejado el capítulo de ganancias en 16.500 millones de dólares. Además, Microsoft se gastó algo más de 300 millones en costes de reestructuración.

En el último trimestre del año fiscal, que fue de 1 de abril al 30 de junio, Microsoft tuvo unos ingresos de casi 30.100 millones de dólares, un 17% más.En este último trimestre las ganancias se elevaron un 10%, hasta los 8.900 millones de dólares. La compañía asegura que creció en todos los segmentos de negocio. El Office para empresas creció un 10%, sobre todo gracias al tirón del Office 365. El paquete ofimático para el hogar avanzó un 8%. Mientras tanto, Linkedin creció en el trimestre un 37%, y Dynamics un 11%.

Los ingresos de Azure casi se doblan

Por su parte, las ventas de producto para servidor y de servicios cloud avanzaron un 26%. En este ámbito, destacó el dinamismo de Azure, que creció un 89% entre abril y junio gracias a la mayor demanda de servicios SaaS. Satya Nadella, el CEO de la compañía, ha destacado que Microsoft ya ha extendido la presencia de sus centros de datos a “54 regiones” de todo el mundo, “más que cualquier otro proveedor cloud”. Asimismo, Microsoft ha añadido casi 500 nuevos servicios a Azure, incluyendo cargas de trabajo relacionadas con IoT e inteligencia en el extremo (edge). Además, Nadella ha destacado la demanda en torno a Azure Stack para entornos híbridos.

Aunque el negocio de Windows cada vez cuenta menos en las cuentas de Microsoft, en el último trimestre se elevó en el trimestre un 11%, gracias al mejor momento que vive el PC. Mejor aún le fueron las cosas a Microsoft en el boyante negocio del gaming. Y es que las ventas alrededor de Xbox, su plataforma en este campo, se elevaron un 39% en los tres últimos meses.Mientras tanto, la Surface, su línea de portátiles convertibles, deparó unas ventas un 25% por encima del año anterior.

En líneas generales, Satya Nadella ha calificado el último año como increíble, y ha destacado el hecho de que la compañía ha superado la barrera de los 100.000 millones de dólares de facturación. Para Nadella, la apuesta “temprana” por la nube inteligente y la computación en el extremo está dando resultados.

Fuente: channelpartner.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.