4 de cada 10 correos electrónicos relacionados con el Covid-19 son SPAM

  • Hackers se han centrado más en la ingeniería social que en el malware sofisticado

Bitdefender, compañía global líder en ciberseguridad que protege más de 500 millones de sistemas en todo el mundo, ha publicado su Informe sobre el Panorama de las Ciberamenazas en la primera mitad del año 2020 (incluyendo Europa y Estados Unidos).  Este ha sido un semestre marcado por la crisis del coronavirus y la pandemia ha provocado un cambio significativo tanto en el modus operandi  de los ciberdelincuentes como en el perfeccionamiento de sus habilidades.

Las principales características: 

  •   El coronavirus se convierte en el catalizador de los ataques de los cibercriminales
  •   Los informes relacionados con ransomware aumentaron 7 veces con respecto a 2019
  •   Los casos sospechosos que afectan a dispositivos IoT aumentaron en un 46%
  •   4 de cada 10 correos electrónicos con temática sobre la pandemia son spam
  •   Los hackers se han centrado más en la ingeniería social que en el malware sofisticado

Una característica distintiva del primer semestre del 2020 en términos de amenazas y malware es que todos los ciberdelincuentes explotaron el mismo tema: la emergencia global provocada por la pandemia del coronavirus. Los cibercriminales han aprovechado los problemas asociados al COVID-19 para explotar el miedo y la desinformación de las personas, dando lugar a un aumento de las estafas, el phishing y el malware en todas las plataformas y vectores. 

Este catalizador fue el responsable de un aumento de cinco veces en el número de informes relacionados con el coronavirus solo en las dos primeras semanas de marzo. Además, según la telemetría de Bitdefender, en los meses de mayo y junio se determinó que un promedio del 60% de todos los correos electrónicos recibidos son fraudulentos. Los ciberdelincuentes han utilizado todo tipo de tácticas para engañar a sus víctimas – desde campañas de phishing con el gancho del coronavirus a una recaudación de fondos o falsas ofertas – con el fin de que proporcionen información confidencial, instalen malware o sean víctimas de estafas.

Los datos de Bitdefender revelan cómo los ciberdelincuentes han aprovechado la oportunidad de explotar el argumento del coronavirus centrándose menos en la creación de malware sofisticado y más en la planificación cuidadosa de campañas de distribución de malware que se dirigen a regiones y países específicos de forma selectiva. La evolución semanal de los informes sobre amenazas temáticas de coronavirus entre marzo y la primera quincena de abril muestra que los hackers han dirigido sus campañas en las regiones más afectadas por la pandemia, adaptando sus estrategias y mensajes relacionados en función de la propagación del virus.

En comparación con el primer semestre de 2019, el panorama de amenazas de Windows en la primera mitad de 2020 ha puesto de manifiesto varias tendencias interesantes:

  • El número total de informes relacionados con ransomware aumentó en un 715,08%, lo que podría sugerir que los hackers han intensificado sus campañas de ataque para explotar tanto la pandemia como el entorno empresarial desde casa y la propagación del ransomware como servicio.
  • El número total de denuncias relativas a exploits fue cuatro veces mayor que en el primer semestre de 2019, aumentando un 405,79%.
  • Si bien los hackers se centraron principalmente en el ransomware y otras amenazas tradicionales durante los primeros tres meses de 2020, solo en abril comenzaron a crecer las campañas relacionadas con los troyanos bancarios, lo que supuso un aumento de siete veces en comparación con la primera mitad del año 2019.
 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.