Un nuevo estudio corona (de nuevo) a la nube híbrida como la reina del cloud computing.

A bote pronto, estamos ante un mercado de 44.600 millones de dólares, con la previsión de que la nube híbrida genere alrededor de 97.640 millones en 2023, según un documento publicado por una prestigiosa casa de análisis.

Analizar las previsiones y estimaciones de las firmas de consultoría supone todo un desafío: si bien en muchas ocasiones sus pronósticos concuerdan, en otros casos sus bolas de cristal difieren con notoria claridad. Es lo que estamos viendo con el despegue del cloud computing (inapelable), pero donde no conseguimos atinar con un consenso en torno a la modalidad más exitosa de despliegue: pública, privada o híbrida.

Hagamos algo de repaso sobre esta materia. Un estudio de Penteo reflejaba que la mitad de las empresas españolas asegura ya tener infraestructuras en la nube, de las que el 43% son despliegues privados, el 23% es cloud pública y otro 33% se trata de soluciones híbridas. Extremo rebatido por este informe de Infoholic, según el cual casi el 82% de las organizaciones tienen una estrategia de nube híbrida programada para 2018, modalidad que tendrá un crecimiento medio anual del 34,3% durante el periodo comprendido entre 2016-2022.

Para romper la lanza en favor de la nube híbrida, un nuevo estudio de MarketsandMarkets pone cifras globales al fenómeno y discurre sobre los principales casos de uso y actores que dominan esta particular industria. A bote pronto, estamos ante un mercado de 44.600 millones de dólares, con la previsión de que la nube híbrida genere alrededor de 97.640 millones en 2023. Eso supone un 17% de crecimiento interanual compuesto en apenas un lustro.

“La demanda de nube híbrida está aumentando a medida que las organizaciones implementan estas soluciones para superar las complejidades existentes en el entorno TI tradicional. Además, la solución de nube híbrida ofrece numerosos beneficios, como un reducido Coste Total de Propiedad (CTO), alta seguridad, flexibilidad, agilidad y economías de escala mejoradas“, indican estos analistas. “Por otro lado, ofrece a las organizaciones la capacidad de integrar servidores dedicados y entornos virtualizados para construir un entorno de alojamiento híbrido (…) y permite a las organizaciones alojar sus aplicaciones y cargas de trabajo interoperables en la plataforma de alojamiento más adecuada, en función de sus requisitos”.

¿Cuántos tipos de ‘cloud computing’ existen y en qué se diferencian?

Se estima que los servicios bancarios, financieros y de seguros son ya el principal vertical que ha migrado a la nube híbrida. “Las soluciones de nube híbrida proporcionan seguridad y privacidad de datos, alta disponibilidad, escalabilidad y rendimiento, transparencia y compatibilidad con el cumplimiento, apertura y facilidad de integración, almacenamiento seguro y respaldo”, reza el documento de esta firma de investigación. “La nube híbrida proporciona una interfaz de programación de aplicaciones (API) perfecta y fácil de usar para migrar aplicaciones entre diferentes infraestructuras con facilidad y en menos tiempo”.

Y, finalmente, llegamos al meollo de la cuestión: identificar las compañías, tanto de hardware como de software o puramente de servicios, que están haciéndose de oro en estas lides del cloud híbrido. A saber: IBM (EE. UU.), Microsoft (EE. UU.), Cisco Systems (EE. UU.), AWS (EE. UU.), Oracle (EE. UU.), Google (EE. UU.), VMware (EE. UU.), Alibaba (China), Equinix (EE. UU.), Rackspace (EE. UU.), NetApp (EE. UU.), Atos (EE. UU.), Fujitsu (Japón), CenturyLink (Louisiana), HPE (EE. UU.), DXC (EE. UU.), RightScale (EE. UU.), Micro Focus (EE. UU.) , NTT Communications (Japón), Dell EMC (EE. UU.), Citrix (EE. UU.), Pure Storage (EE. UU.), Unitas Global (EE. UU.) Y Quest Software (EE. UU.).

Fuente: ticbeat.com

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.