Si te vas de vacaciones a un hotel, cuidado: los cibercriminales están al acecho.

Expertos de la compañía de ciberseguridad han destacado que no sólo los hoteles son posibles víctimas de los ciberatacantes, sino que también pueden serlo sus clientes y su información, como claves personales o cuentas bancarias.

En periodo de vacaciones, nuestras costumbres se relajan, también en lo que a seguridad se refiere. Y este es un hecho que utilizan muchos delincuentes, incluidos los cibercriminales, quienes a miles de kilómetros pueden perpetrar delitos de todo tipo, incluyendo el ataque de hoteles de lujo, como el capítulo ocurrido el pasado verano en Alemania. Concretamente, el Romantik Seehotel Jaegerwirt, situado en Los Alpes, vio como sus sitemas quedaron comprometidos por un ciberataque «ransomware», un tipo de virus informático que cifra los discos duros y únicamente se pueden desbloquear con una clave. Los atacantes pidieron cerca de 1.500 dólares en bitcoins para proporcionarles dicha clave.

«Como sus sistemas estaban secuestrados por los ciberdelincuentes, no podían crear nuevas tarjetas para que los clientes accedieran a sus habitaciones y, como se encontraban en temporada alta, decidieron pagar para obtener la clave», ha explicado José Rosell, socio-director de S2 Grupo, compañía española experta en ciberseguridad que, además, advierte que no solo las infraestructuras pueden verse dañadas, sino también sus clientes. En este caso, suelen ser víctimas de robo de información sensible y esto se poduce precisamente porque la infraestructura tecnológica hotelera ha sido invadida por los ciberdelincuentes.

Para no ser víctimas de este tipo de robos online, desde S2 Grupo proponen una serie de recomendaciones de ciberseguridad a tener en cuenta si viajamos, ya sea dentro como fuera del país.

Utiliza wifis con contraseñas

Es habitual encontrarse en cafeterías o aeropuertos con redes wifis abiertas, es decir, que no requieren de contraseñas para ser utilizadas. Esto mismo puede ocurrir en algunas zonas de los hoteles. Sin embargo, hay que usarlas con cuidado porque se podría estar accediendo a la red a través de un router falso que interceptara la información que se comparte por Internet.

«Https» frente a «Http»

Desde S2 Grupo han señalado que, al recuperar contenidos de internet, en el navegador aparece el protocolo que está siendo utilizado para acceder a una página web. Cuando es HTTPS, la conexión está cifrada, por tanto aunque un atacante intentara mirar qué información se está compartiendo, no podría leerla ya que estaría protegida.

Cuando se acceda a sitios web, especialmente en redes wifis públicas, se debe observar que el enlace sea HTTPS en lugar de HTTP porque si no, se podría estar siendo víctima de un atacante.

No compartas información sensible

Si por cualquier razón, se decidiera navegar a través de una red wifi pública debe evitarse compartir información sensible (por ejemplo, acceder al banco). De esta manera, si la conexión estuviera comprometida, se evitaría que información personal importante acabara en manos equivocadas.

La importancia de las VPNs

Una manera segura de navegar por Internet es utilizar una VPN (Virtual Private Newtork). Estas redes permiten encapsular la información que se envía al navegar por internet. Con lo cual, siempre que se acceda a una red pública, resulta recomendable contar con una VPN para enmascarar la identidad.

La localización no acaba con el GPS

Expertos de S2 Grupo han señalado que aunque se desactive el GPS, la ubicación del usuario puede ser conocida si se conecta a redes wifi o simplemente a través de las llamadas activadas.

Desactivar el wifi cuando no se utilice

Por último, S2 Grupo recomienda que siempre que no se esté utilizando la conexión wifi, esta se apague para es mejor para evitar enviar señales que puedan poner el dispositivo en una situación de riesgo frente a ciberdelincuentes.

Fuente: abc.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.