Seguridad,un valor añadido en la actualidad

En un encuentro virtual, Fortinet reunió a algunos responsables de ciberseguridad para conocer el impacto del COVID-19 en sus modelos de trabajo. Si algo quedó claro es que la seguridad es el valor más importante con el cuentan las organizaciones en el panorama internacional.

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha sido un revulsivo para las organizaciones de todo el mundo. De la noche a la mañana han tenido que adaptar sus entornos laborales al teletrabajo lo que ha supuesto un cambio de modelo donde todos los factores corporativos se han visto afectados. Por su tamaño y previsión, algunas empresas han sido más ágiles que otras, logrando adaptar infraestructuras y redes a la nueva situación de forma ejemplar.

Para conocer cómo los responsables de ciberseguridad han acometido el impacto de COVID-19, Fortinet organizó un encuentro virtual con algunas compañías y organizaciones. En esta cita, participaron Jorge Fernandes, Ciso del Banco de Desarrollo del Consejo de Europa y Sai Pitta, Global Head de Redes definidas por software en Tata Consultancy Services quienes compartieron sus experiencias vividas durante la pandemia, desde el punto de vista de la seguridad de sus organizaciones.

El Banco de Desarrollo del Consejo de Europa es un banco de carácter multilateral de desarrollo, dependiente del Consejo de Europa, pero con autonomía financiera. Uno de sus principales objetivos es el de conceder préstamos dentro de sus proyectos de política de solidaridad. Como organización europea, compuesta por cientos de empleados, tienen que trabajar con gobiernos y empresas colaboradoras de estado para llevar adelante sus compromisos.

Por eso, comenta su responsable de seguridad que, ante el estado de alarma, las organizaciones han tenido que seguir con sus planes de continuidad de negocio, para lo cual han tenido que trasladar su actividad al hogar. “Una buena parte de empresas han acelerado los proyectos que tenían más a largo plazo, y una vez se salgan de la crisis, volverán a normalizar los procesos, reduciendo costes y reevaluando presupuestos y proyectos”.

Por su parte, Tata Consultancy Services es otro ejemplo a tener en cuenta. Se trata de una compañía dedicada a los servicios IT y contact centers, cuya sede está en Mumbai, Maharashtra, India, y que cuenta con 149 sucursales repartidas por 46 países del mundo. El responsable de seguridad, Pitta, está convencido de que “los nuevos métodos de trabajo provocarán nuevas políticas y modelos que requerirán de una revisión sobre la fórmula idónea para optimizar la productividad de los trabajadores”.

Reorganizarse en la menor brevedad de tiempo

La compañía de servicios IT india consiguió adaptarse rápidamente a pesar de contar con múltiples ubicaciones. Al tener que trabajar repentinamente desde sus casas, “tuvimos que lanzar un programa de seguridad rápidamente, pero fue todo un éxito”, asegura Pitta. La empresa les dotó de PC, tabletas y todo tipo de dispositivos para trabajar desde casa pues era tarea esencial mantener la continuidad del negocio.

También resalta este aspecto Fernandez quien comenta que el 90% de los empleados de la organización empleados consiguieron sentirse más productivos trabajando desde casa, “aunque existe la tentación de enviar una carga mayor de trabajo al empleado cuando no lo estamos supervisando, lo que haría que no pueda desconectar del trabajo si ve su propio hogar como un lugar en el que no puede desconectar”, puntualiza el responsable de seguridad del Banco de Desarrollo del Consejo de Europa. Realmente este factor depende de los países y, por ejemplo, en Francia, es ilegal dar trabajo extra una vez que su horario de trabajo ya ha concluido, matiza Fernandes.

Ambas compañías reseñaron la importancia del tema de la seguridad como parte de la adaptación a este nuevo proceso. La implementación de soluciones de acceso remoto escalable que aumenten el tráfico y los procesos ha sido una de las mejores decisiones tomadas. El haber implementado políticas de seguridad sobre la marcha podía haber sido complicado, si bien ambas organizaciones contaron con soluciones eficaces y oportunas que han ayudado considerablemente a hacerse paso ante la nueva situación.

Nuevos cambios

Cuando se les formuló la pregunta: ¿cómo ha impactado esta situación en los negocios? Sus respuestas hicieron mención a que depende de las diferentes clases de organizaciones; aquellas que cuentan con responsables de ciberseguridad a buen seguro van a adoptar nuevos cambios para establecer estrategias de seguridad continua. Se ha pasado de un entorno on-premise a trabajar de forma remota, aunque los empleados tengan que seguir interactuando. De ahí que sea relevante instaurar políticas de seguridad que aborden la nueva situación.

En este punto, la movilidad va a jugar un papel esencial en la gestión de los negocios, como se ha visto a lo largo del periodo de confinamiento. Aunque algunas empresas continuarán con sus sistemas de legado, en una situación de crisis ha destacado la necesidad de garantizar que los sistemas funcionen correctamente y seo solo puede conseguirse con tecnología escalable.

En este entorno, los Ciso han comprobado su responsabilidad, el papel tan relevante que juegan y la importancia que tienen dentro de sus organizaciones. Ahora, su función está en adaptarse a la nueva situación postcovid y reorganizar todo con nuevos planes de actuación. La cultura de la seguridad ha llegado para quedarse y ha demostrado que es indispensable para el buen funcionamiento de los negocios. Los empleados han tomado mayor conciencia de la ciberseguridad, no obstante, el Ciso tiene la misión de establecer nuevas políticas de seguridad con tecnologías eficaces que garanticen la continuidad y protección de los negocios ante las crisis.

Fuente: cso.computerworld.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.