Según Eset, el IoT será un blanco fácil para los hackers.

La compañía europea de seguridad analiza otros frentes de ataque y áreas de expansión de amenazas el pasado mes de enero.

En el futuro van a comenzar a proliferar ataques cada vez más sofisticados en el ámbito del Internet de las Cosas (IoT) que afectarán a múltiples sectores verticales, según revela Eset, la empresa europea de ciberseguridad. Pero además de estas nuevas vías de contagio para expandir amenazas, los ciberdelincuentes siguen utilizando los conductos habituales para infectar bases de datos y equipos.

Durante el mes pasado el laboratorio de Eset se encontró con varias muestras de malware propagadas por email entre los cuales destacaron uno que se hacía pasar por Telefónica y aludía a una supuesta factura adjunta en un fichero zip. De la misma forma, otra campaña similar, esta vez orientada al robo de identidad, suplantaba a Paypal con la finalidad de robar los datos de su cuenta a los usuarios. Además, la amenaza comúnmente conocida como de falso soporte técnico ha estado especialmente activa en enero, buscando víctimas entre usuarios españoles.

Los móviles siguen siendo otro blanco seguro para los hackers que han vuelto activar el malware HummingBad (rebautizado como HummingWhale) y al que se considera responsable de alrededor de 85 millones de infecciones en dispositivos Android durante 2016. Los análisis realizados hasta la fecha indican que esta nueva versión del malware ha sido incluida hasta en 20 aplicaciones maliciosas que lograron subirse a Google Play.

Por otra parte, las estafas propagadas mediante mensajería instantánea volvieron a producirse, esta vez simulando ser una campaña de Whatsapp que prometía acceso gratuito a Internet sin necesidad de conectarse a una red WiFi. Como en anteriores ocasiones, la finalidad de esta campaña era obtener información de los usuarios que mordieran el anzuelo y la instalación de aplicaciones potencialmente indeseables.

Fuente: channelpartner.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.