Por qué invertir en criptomonedas

«Hay que mejorar la usabilidad y pulir ciertas mejoras, no se puede cuestionar que el abanico de posibilidades que abre el sector es casi infinito», reflexiona el autor.

En España la digitalización ha llegado para instalarse en todos los sectores. Los entornos y empresas que no apuesten por la tecnología y la innovación irán desapareciendo en la próxima década. Vivimos la caída de las «Kodak» de una manera constante y cada vez más veloz, en un mercado cada vez más competitivo y feroz.

Así ha ocurrido con el entorno de las divisas. Como tantos otros ámbitos ha encontrado en la tecnología un poderoso aliado, la oportunidad de reinventarse y de sentar las bases de una auténtica revolución. De esta premisa nace el sector de las criptomonedas, dispuesto a cambiar la forma de concebir el dinero y de efectuar transacciones en la era digital.

Este mercado está en plena ebullición pero… ¿qué sabemos de él? ¿cuáles son sus ventajas? ¿cuáles los inconvenientes y obstáculos a los que se enfrenta? Según un estudio publicado por ING en 2018, en España más del 60% de los encuestados ha oído hablar alguna vez de las criptomonedas. Sin embargo, sólo un 10% es inversor a día de hoy (4 millones de personas aproximadamente). Aún así, más del 30% asegura tener intención de invertir en este nuevo mercado. Estos datos sitúan a España como tercer mayor inversor de Europa, siendo el 5º a nivel mundial en cuanto a posesión de Bitcoins se refiere.

Aun así, no es oro todo lo que reluce, como en toda tecnología novedosa que promete un cambio de paradigma, a día de hoy visten muchas luces y sombras en torno a las criptodivisas. En la actualidad hay un marcado desconocimiento y desinformación, en gran parte debido al boom del Bitcoin y de los falsos «gurús» que se han convertido en expertos de la noche a la mañana.

Para que el sector de las divisas digitales pueda asentarse como un negocio sólido y fiable es crucial que las compañías que operan en el mismo ofrezcan desde el primer momento información objetiva y real de la tecnología que envuelve al sector, algo que por el momento no se ha hecho de una manera fiel y transparente.

De este desconocimiento se derivan otros obstáculos importantes como el acceso y la usabilidad. Existe una gran barrera de acceso para usuarios inexpertos que desean empezar a entender e invertir en cripto. La gran mayoría de plataformas son muy complejas y están enfocadas a usuarios expertos. A raíz de esta barrera están apareciendo plataformas que buscan democratizar el entendimiento y el uso de las criptodivisas a través de expertos cualificados y de la utilización de una experiencia de usuario intuitiva, segura y de confianza.

No hay futuro sin regulación Es innegable que, a medida que la tecnología se consolide y el uso de la criptodivisa se siga popularizando, el mercado se posicionará como la referencia en el sector de la inversión y de las finanzas. Para ello es fundamental que exista una regulación estudiada y consensuada que, una vez se apruebe, potencie la adopción de las criptomonedas de forma exponencial. La regulación proporcionará la seguridad que requieren miles de usuarios para decidirse a entrar en el ecosistema, tanto personas como instituciones.

Cada vez más vemos casos de multinacionales que empiezan a aceptar pagos en bitcoin: Microsoft, Norwegian Airlines, Etsy, Burger King en Alemania, etc., son algunas de las empresas que permiten la utilización de criptomonedas. El hecho de que grandes empresas empiecen a utilizar cripto es señal inequívoca del potencial de esta tecnología. Si bien es cierto que hay que mejorar la usabilidad y pulir ciertas mejoras, no se puede cuestionar que el abanico de posibilidades que abre el sector es casi infinito.

Fuente: abc.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.