Los mejores auriculares inalámbricos de botón para todos los bolsillos

Con sistemas de cancelación de ruido como los AirPods Pro o modelos de Audio Technica, diseños vanguardistas como los Galaxy Buds Plus de Samsung o propuestas accesibles como los OnePlus Buds o Realme Buds Neo.

Los auriculares han cambiado su estética y prestaciones en los últimos años. Ahora, quien más quien menos, tiene un modelo que cuenta con sistema inalámbrico. Es decir, se han «cortado» los cables. Y eso es una buena medida porque logran una gran comodidad. Es cierto que la ergonomía depende de su diseño.

Hay unos que se agarran mejor, otros que ofrecen un sonido espectacular mientras que otros quieren ofrecer una buena relación calidad-precio. Una de las tendencias en el mercado es ofrecer sistema de cancelación de ruido que logran un notable aislamiento, lo que repercute directamente en la experiencia de usuario. Estos son algunos que ABC ha estado probando en los últimos meses.

AirPods Pro: complemento para amantes de Apple

Tras varios años de marcar tendencia con sus AirPods originales, Apple lanzó al mercado el pasado año sus cascos más avanzados. Por lo pronto, presentan una estética distinta de sus predecesores. Su diseño es muy ergonómico y, aunque el estuche cargador es ligeramente más grande, los auriculares son más pequeños. Incluyen unas almohadillas de goma que se adaptan muy bien a los distintos tipos de oreja pero, por si acaso, tiene varios tamaños a elegir. No hacen daño y se sienten cómodos y ligeros a pesar de pesar algo más que los anteriores (46 gramos).

Tiene un revolucionario sistema de cancelación de ruido que se puede activar por voz o manteniendo pulsado la espiga del auricular. Aísla sorprendentemente bien. Es muy intuitivo y fácil de manejar aunque, quizás, esta interactividad es algo más incómoda que los paneles táctiles del anterior modelo. Uno se acostumbra rápidamente, pero bueno. También, por supuesto, incluye un modo ambiente para escuchar el murmullo del entorno, que es algo útil y quizás hasta recomendable cuando caminas por la calle para evitar algún accidente.

Además, el asistente de voz está muy bien bien integrado. Con solo pronunciar las palabras mágicas «Oye, Siri» se puede invocar al software para solicitarle las instrucciones que queramos. Quizás el nivel de audio del asistente es algo confuso porque es muy bajito. Hay tareas, por ejemplo, que se pueden gestionar fácilmente por la voz, que es un vehículo muy natural.

La calidad es fantásticamente buena. Dispone de un sistema de ecualización adaptativa que mejora los resultados en función del tipo de audio. Trabaja muy bien las frecuencias medias y graves. La duración de la batería alcanza perfectamente las cinco horas de duración, extendiéndose varias horas más grandes a la batería que incluye el estuche donde se guardan. Son resistentes al agua y polvo, con lo que uno puede estar más tranquilo a la hora de hacer por ejemplo ejercicio con ellos puesto. Y, por cierto, se pueden cargar de manera inalámbrica con un cargador compatible. Como otra pega, su precio, bastante más caro.

Audio Technica ATH-ANC300TW: ideales para música

Otra propuesta es muy equilibrada y tiene todo lo que se busca en un dispositivo de audio. Estos auriculares inalámbricos son cómodos y muy ergonómicos. Se adaptan bien a cada tipo de oreja porque dispone de varios tamaños de soportes de goma que aíslan bastante bien el sonido exterior. Su sujección hay que dominarla ligeramente para ajustarlo bien a la oreja. Pero se puede mejorar mediante un software de cancelación de ruido híbrido que permite activarse con solo hacer un toque en un botón. Además, se pueden seleccionar tres efectos de cancelación de ruido según el entorno.

El equipo está muy bien diseñado y se aprecian detalles que le confieren un toque premium. El escuche cargador, que se carga por medio de un puerto USB-C, tiene tres luces Led que indican el estado de la batería pero, lamentablemente, no se puede saber con exactitud desde un panel del «smartphone». Aguantan unas cinco horas a plena carga, aunque se extiende a más del doble gracias a la batería que incluye el cargador. Se conectan fácilmente por el sistema de Bluetooth, con lo que se pueden utilizar para distintos sistemas operativos como iOS y Android. Mediante dos botones físicos se puede pausar la música o activar el sistema de cancelación de ruido.

Son uno de los cascos más originales que otros rivales y destacan por su forma de botón. Su calidad de audio es muy buena, sobre todo con las frecuencias medias, que reproducen una gran nitidez, logrando así una paleta de sonidos ricos en matices. Y, además, tiene una frecuencia de respuesta superior (frecuencia de respuesta de 5Hz-40 KHz con una impedancia de 16 ohms) a otros competidores, lo que se traduce en una gran calidad de sonido. Tienen micrófono incorporado con lo que puede utilizarse como manos libres mediante dos micrófonos incorporados aunque, en ocasiones, las llamadas telefónicas son algo inestables. El sonido de las llamadas, aunque mejorable, está a la altura.

Galaxy Buds Plus: apuesta completa de Samsung

Este modelo es otra gran alternativa. Son cómodos y se ajustan fantásticamente bien a la oreja gracias a su pequeño tamaño. Son muy ligeros, pesan solo 6 gramos. Con diseño minimalista, están en tres colores, aunque los blancos tienen un toque perlado muy bonito. Y discretos, porque se colocan bien dentro de la oreja sin llamar la atención como otros rivales.

Tiene tres micrófonos integrados, con lo que las llamadas telefónicas se escuchan de manera nítida. Con terminales Samsung, su emparejamiento es rápido, mientras que con otras marcas hay que hacerlo por medio de su sistema Bluetooth. En los móviles de la marca surcoreana, además, se ofrecen detalles e información de los tiempos de carga, tanto de los cascos como del estuche, que tiene un indicador Led para saber cuándo hay que enchufarlos otra vez. Desde una aplicación compatible se pueden hacer otros ajustes que mejoran la experiencia.

El sonido, que es lo que más importa, viene proporcionado por la firma de renombre AKG. Ofrece una notable calidad, sobre todo en frecuencias medias y agudas. Logra matices muy personales y distinguibles. Cuenta con unos paneles táctiles para controlar la música. Por ejemplo, un toque pausa o activa la música, dos toques pasa la canción o tres toques suena el tema anterior.

Se cargan por medio de un cable USB-C. Otro aspecto interesante es que se carga de manera inalámbrica. Con un terminal que cuente con carga inversa, por ejemplo, se puede recargar apoyándolo en el móvil. Una solución ingeniosa e inteligente. Como otro punto a su favor, la duración de la batería, que aguanta de 8 a 9 horas sin pestañear. Por cierto, se puede activar el asistente que uno quiera por defecto, con lo que no tiene que ser necesariamente Bixby, el sistema de Samsung.

Jabra Elite 65t: muy equilibrados

De gran calidad de audio, destacan por encima de los demás por su gran calidad de audio. Es su gran baza. No son totalmente nuevos dado que se lanzaron hace un año pero siguen aportando valor a esta línea de negocio. Los Jabra Elite 65t tienen un diseño muy particular que se aprecian a la legua. Su estuche, sin embargo, le confiere una estética más agresiva pero elegante. Están bien fabricados.

Su batería puede alcanzar las cinco o seis horas perfectamente. Se pueden utilizar incluso para hacer deporte porque son bastante cómodos y seguros. Encajan muy bien en la oreja, pero si las tienes pequeñas es posible que notes dificultades.

Dispone de unos paneles táctiles que, pese a su avance, resultan algo toscos en su manejo. Además, se ha integrado el asistente digital Alexa con lo que si se emplea este software de voz en otros aparatos electrónicos domésticos la experiencia es incluso mejor. Podría mejorar su sistema de micrófonos, pero son bastante completos.

Sony WF-1000XM3: un sonido envidiable

De gran calidad de audio, estos auriculares de Sony ofrecen un nivel de graves increíblemente buenos. Son resistentes a agua y sudor, con lo que se pueden usar sin problemas para hacer ejercicio o salir a correr. Se adaptan muy bien a cada tipo de oreja, aunque cuenta con varios tipos de almohadillas de goma. Aunque son algo pesados (77 gramos) y son bastante voluminosos.

Uno de sus puntos más destacados es su autonomía: con una sola carga, los auriculares duran unas seis horas (18 tirando del estuche cargador). Más que suficiente y a la par que otros rivales. Tiene un alucinante sistema de cancelación de ruido (el mejor de la lista), aunque incrementa su precio en comparación con un modelo de la marca nipona más asequible como el WF-XB700.

Pero este modelo ofrece un espectro de frecuencias audible que va desde los 20 Hz a los 20 kHz. Y, con ello, se puede tener la certeza que se escucha todo con mucha nitidez y calidad. Ofrece una conexión inalámbrica estable y con una escasa latencia, con lo que apenas se producen interrupciones.

Están bien diseñados y construidos. Su estética, de hecho, es muy minimalista y elegante, pero a su vez discreta. Se guardan en un estuche-cargador cuyo problema es que es demasiado ostentoso. Vienen en dos colores, plata y negro, aunque estos últimos son muy bonitos. Y, por cierto, es compatible con Alexa o Assistant.

OnePlus Buds: una buena relación calidad-precio

La firma china con pulsaciones se pausa la música o se saltan las canciones ofrecen una calidad de audio decente sin llegar a ser un sonido enlatado. Tiene, a pesar de su gama, una buena relación calidad y precio. Presenta muy buenos acabados y le dan un toque «premium». Son compactos y manejables. Su estuche tiene los bordes redondeados y se pueden transportar como si nada en cualquier bolsillo. Se aprecian buenos detalles.

La contrapartida es, quizás, su diseño, inspirado en los AirPods aunque con algunos matices estéticos. En cuanto al tacto y los acabados, tiene algún margen de mejora pero están muy bien trabajados y cuidados. Pero es cierto que la gracia de este producto su experiencia es más que aceptable. Se carga por medio de un puerto USB-C. La calidad de audio es fantástica. También cuenta con paneles táctiles en sus laterales con lo que se pueden hacer algunas acciones fácilmente como pasar de canción. Están, en definitiva, a la altura.

Realme Buds Air Neo: la opción más accesible

Estos auriculares son muy accesibles. Pero, pese a todo, ofrecen una buena relación calidad-precio. La pega es que vienen directamente calcados de los AirPods. Dan la sensación de ser algo más frágiles que los modelos más avanzados, pero es cierto que en algo se tenía que notar. Con la batería del estuche, su autonomía puede alcanzar las quince horas perfectamente.

No suenan nada mal, pero es un aspecto mejorable. Comparados con los rivales de mayor calidad se aprecian algunas limitaciones. Pero, en cambio, tiene controles táctiles. Por ejemplo, dos toques contesta una llamada o reproduce (y pausa) una canción. Tres toques, avanza a la siguiente canción, mientras que una pulsación prolongada finaliza la llamada. Su ergonomía, correcta, permite que se adapten bien a las orejas sin vivir una sensación que se vayan a caer. Por cierto, dispone de un modo de juegos que elimina la latencia, mejorando así la experiencia en los juegos móviles.

La marca también tiene otros más asequibles, los Buds Q, que son diez euros más baratos y cuentan con un diseño más propio de los Galaxy Buds. Está en varios colores, negros y blancos. Su mayor virtud es que se puede tener unos auriculares perfectamente inalámbricos por menos de 40 euros. Desde una aplicación propia, Realme Link, se pueden ajustar algunos parámetros y personalizar gestos. Se cargan por medio de un cable microUSB.

Precio: 39,99 euros

Fuente: abc.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.