Los ingresos de Sophos crecen un 40% en Iberia en el último año.

En la actualidad, Sophos cuenta con más de 6.500 clientes y 170 partners activos en España y Portugal.

El negocio de la seguridad informática sigue marchando en quinta. Sophos, que dispone de soluciones para redes y PC, ha experimentado un crecimiento del 40% en Iberia en el último año fiscal, que cerró en marzo de 2017. Así lo comunicó Ricardo Maté, director general de Sophos Iberia, en una rueda de prensa. En esa reunión, Sophos informó de que en la actualidad cuenta con más de 6.500 clientes y 170 partners activos en España y Portugal.

A nivel global, Sophos facturó 632 millones de dólares en el último año fiscal, lo que ha supuesto un crecimiento del 18%. Durante el último año fiscal Sophos se ha hecho con Invincea, que aporta aprendizaje automático avanzado (machine learning) a su porfolio de protección endpoint; Phish Threat, que educa y evalúa el conocimiento acerca de phishing con ataques simulados; y Barricade, que añade analítica basada en conducta a su oferta de seguridad para el endpoint y la red.

Por otra parte, la plataforma de gestión basada en la nube Sophos Central aumentó sus ingresos un 220% a nivel global y hasta un 317% en Iberia. Mientras tanto, la seguridad para puestos cliente creció un 24% a nivel global y 90% en Iberia, mientras que las soluciones para asegurar redes avanzaron casi un 18% a nivel global y un 20% en Iberia. Además, el anti-ransomware Intercept X ha sido utilizado por más de 8.000 clientes a nivel global, y 402 en Iberia entre noviembre de 2016 y marzo de 2017. “Cabe resaltar que en mayo, el número de clientes de Intercept X en Iberia subió a 750, lo que demuestra un crecimiento exponencial en  la región y su proyección a futuro”, indicó Maté.

La situación después de Wannacry

Durante el encuentro con medios, Ricardo Maté hizo una valoración del panorama actual de la ciberseguridad llegando a la conclusión de que el ransomware, en especial después del último ataque Wannacry que afecto a grandes compañía en España y el mundo, es la principal amenaza para las empresas. “El último ciberataque ha concienciado a los empresarios en la necesidad de contar con una solución antiransomware y nosotros hemos podido comprobar esta tendencia con el aumento de las ventas de Sophos Intercept X, que detiene el malware de día cero, los ataques sigilosos y las variantes exploit desconocidas”, señaló Maté.

También valoró Maté la situación ante la entrada en vigor del Reglamento general de protección de datos de la Unión Europea, GDPR por sus siglas en inglés, que obligará a las empresas a partir del 25 de mayo de 2018 a pagar multas de hasta el 4% de los ingresos anuales a nivel mundial, incluso a aquellas compañías que no necesariamente tienen su sede en la Unión Europea, pero gestionan datos de ciudadanos europeos. “A menos de un año de la entrada en vigor de las sanciones de este reglamento, podría aventurarme a decir que un 80% de las pymes desconoce sus implicaciones y cómo deben de actuar para hacer frente a ese nuevo reglamento”, explicaba Maté.

Fuente: channelpartner.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.