La adicción es solo uno de los peligros de los móviles para niños

¿Cómo saber si tienen adicción los niños y adolescentes? Estos dispositivos digitales son una puerta abierta a todo tipo de riesgos como el ciberacoso por lo que los expertos de Panda dan las claves para protegerse.

¿Se preocupan los padres por lo que hacen sus hijos con el móvil? ¿Cómo saber si tienen adicción los niños y adolescentes? Estos dispositivos digitales son una puerta abierta a todo tipo de riesgos como el ciberacoso, los timos o la implantación de malware espía. Un sistema de control parental en los móviles de sus hijos les permite navegar con garantías en el mundo digital.

Encontrar un equilibrio entre las ventajas y desventajas que el mundo digital ofrece a los niños y jóvenes es una de las grandes preocupaciones para los padres. Es una realidad que los más pequeños y adolescentes pasan muchas horas en los dispositivos. Internet representa para ellos una importante fuente de entretenimiento y conocimiento, pero supone igualmente estar expuesto a amenazas y contenidos en línea que pueden estar más allá de su capacidad de comprensión.

Según una encuesta realizada por Panda Security a casi 4.000 madres y padres españoles, uno de cada diez niños pasa más de cinco horas al día con el móvil. En concreto, el 5% de los hijos pasa más de 5 horas diarias con el móvil y el 8% no tiene un límite establecido. No obstante, el 18% considera que sus hijos tienen adicción al móvil.

Por ello, añade el experto, «es muy importante hablar con los niños y tener una relación fluida con ellos, para saber qué les preocupa y qué les hace felices. Ya que, el uso que le dan al móvil refleja su estado de ánimo. Aunque no nos lo cuenten, podemos saber qué les pasa si hacemos una monitorización correcta de cómo utilizan su móvil».

Una pregunta que muchas veces se hacen los padres es a qué dedican el tiempo sus hijos cuando están con el móvil, algo que preocupa bastante o mucho al 68% de los encuestados. Además los datos que aporta el estudio de la empresa de ciberseguridad señala que el 67% de los padres no sabe afirmar qué es lo que están viendo cuando lo tienen en sus manos.

«Este porcentaje podría tender a cero si los padres instalasen sistemas de control parental en los móviles de sus hijos, o al menos se podría restringir el acceso a cierto tipo de contenidos», añade Lambert. A pesar de esta preocupación, son menos del 40% los que ponen restricciones temporales a sus hijos. «Además de evaluar cuánto tiempo pasan los niños delante del móvil, hay que plantearse qué uso están haciendo de él, ya que los dispositivos digitales son una puerta abierta a todo tipo de riesgos como el ciberacoso, los timos o la implantación de malware espía, entre otros»», señala Hervé Lambert.

Control parental

En este contexto cobra mayor importancia contar con un software de seguridad profesional con la función de control parental disponible para todos los dispositivos, que ayuda a todos los miembros de la familia a navegar con garantías por el mundo digital. De la misma forma que se educa a los niños con normas de seguridad doméstica, también debe aprender a usar un sistema de seguridad en los dispositivos tecnológicos.

Además, el control parental permite administrar lo que los menores encuentran en los motores de búsqueda, filtrando todo aquello que pueda ser inapropiado para niños, en función de su edad y su etapa de desarrollo. Esto permite bloquear el contenido y las imágenes para adultos en vídeos y sitios web explícitos que podrían aparecer en los resultados de búsqueda.

Ciber-riesgos de Fortnite, el juego de moda

Una buena parte de niños y adolescentes de todo el planeta se conectan durante horas al día a Fortnite, el juego de moda. Ya no quedan para ir al parque o para merendar, sino que su punto de encuentro es una zona del mapa de este juego donde van a combatir juntos. Es una nueva forma de socializar, pero hay que tener en cuenta que entraña una serie de riesgos que los padres muchas veces desconocen.

De ahí la importancia de concienciar a los niños y adolescentes de que es extremadamente peligroso hacer nuevos amigos en este videojuego social, ya que es muy fácil para un pedófilo esconderse bajo un avatar. Una de las funciones de Fortnite que más gusta a los chavales es que se puede conversar y chatear con otros jugadores en tiempo real. Sin embargo, el hecho de que el chat de texto no se pueda bloquear es un riesgo extra, ya que cualquiera puede comenzar una conversación con un total desconocido sin que sus padres sean conscientes de que lo está haciendo.

«Los padres de la era digital debemos entender cómo se entretienen nuestros hijos en las plataformas digitales. Por ello, es imprescindible que juguemos con ellos y comprendamos los entornos en los que se mueven, al igual que hacemos con ellos en ‘la vida real’. Esta es la mejor manera de ayudarles a convertirse en personas autónomas y maduras en el mundo digital», destaca Lambert.

Fuente: abc.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.