HPE pone en marcha un rápido despliegue de plataformas VDI

HPE Financial Services ofrece opciones financieras para cubrir el ciclo de vida de los activos, incluyendo alquileres a corto plazo y aplazamientos de pago de 90 días en las soluciones de VDI.

Hewlett Packard Enterprise ha anunciado una serie de iniciativas destinadas a respaldar a sus clientes en la continuidad de sus negocios a raíz de la pandemia por Covid-19. Así, dada la creciente necesidad de desplegar o escalar la infraestructura para hacer posible el trabajo en remoto, HPE está lanzando una solución de escritorios virtuales (VDI) que ofrece condiciones de financiación flexibles y plataformas preconfiguradas destinadas a aumentar la flexibilidad y acelerar que esté disponible lo antes posible a sus clientes. La gama de soluciones VDI, servicios de asesoramiento y financiación de HPE busca permitir a los clientes “diseñar y adaptar rápidamente sus despliegues de VDI para satisfacer las necesidades de los usuarios, mantener su red segura y conservar su liquidez“.

Estando ya disponible, HPE Financial Services ofrece nuevas opciones financieras que cubren el ciclo de vida de los activos, incluyendo alquileres a corto plazo y aplazamientos de pago de 90 días en las soluciones de VDI. Las soluciones de VDI de HPE también están disponibles como servicio a través de HPE GreenLake, para ofrecer apoyo a aquellos clientes que requieren flexibilidad financiera y minimizar riesgos en la implantación del teletrabajo.

HPE ofrece, además, nuevas plataformas de VDI preconfiguradas para clientes pequeños, medianos y empresariales. Construidas sobre la base de los servidores HPE ProLiant, HPE Simplivity o HPE Synergy, estas soluciones pueden comenzar con tan solo 40 usuarios y escalar hasta miles de trabajadores remotos. Están diseñadas para entornos Microsoft, Citrix y VMware.

Asimismo, HPE ha presentado una nueva solución de VDI de alto rendimiento para aquellos usuarios que necesitan altas prestaciones al trabajar de manera remota. Basada en HPE Moonshot, se suministra con los nuevos blades HPE ProLiant m750, los cuales ofrecen un 70% más de rendimiento y consumen un 25% menos de energía que la generación anterior. En los puestos virtualizados y en las aplicaciones en las que la densidad y la eficiencia son primordiales, el nuevo servidor en formato blade HPE ProLiant m750 puede soportar casi un 33% más de trabajadores remotos con un 25% menos de energía.

La situación de alarma y confinamiento global que ha provocado el COVID-19 ha presionado a nuestros clientes a implementar y ampliar rápidamente soluciones de trabajo remoto en sus organizaciones“, ha declarado Gerald Kleyn, vicepresidente y director general de Moonshot, Edge y Sistemas de IoT en HPE. “Nuestras soluciones de infraestructura, que proporcionan capacidades de gestión remota, seguridad y automatización líderes en la industria, ayudan a las empresas a ofrecer rápidamente espacios de trabajo virtuales a sus trabajadores en remoto“.

Las nuevas soluciones VDI propuestas por HPE buscan ser fácilmente accesibles y administradas, para facilitar su implantación en sectores tan diversos como la banca, la salud y la educación. Estas soluciones facilitan el uso de aplicaciones tales como el comercio electrónico, la telemedicina, el apoyo a trabajadores remotos en instalaciones médicas temporales y el aprendizaje electrónico para aulas y planes de estudio digitalizados.

Fuente: computing.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.