Guía para pagar con el móvil: ventajas y desventajas de los principales servicios

  • Te explicamos cómo funciona Apple Pay o Google Pay, dos de los servicios más populares.

El dinero es cada vez más digital. Desde este año, por primera vez en España se ha llegado a pagar más con tarjetas que en efectivo en los comercios. Una señal de los cambios que se avecinan. Criptomonedas, pasarelas de pago, aplicaciones de pago. El teléfono móvil inteligente, por su naturaleza, se ha convertido en el monedero digital idóneo. Cada vez más los usuarios utilizan su terminal para comprar. Pero en el mercado existen varias alternativas diferentes que presentan similitudes y diferencias.

Apple Pay

Se trata del sistema de pago móvil de Apple para su ecosistema digital. Su funcionamiento es sencillo. Es rápido de configurar desde por ejemplo el iPhone. Tan solo hay que abrir la aplicación que viene instalada por defecto Wallet y seguir una serie de pagos. Lo primero es añadir una nueva tarjeta, con lo que se debe contar con una de tu entidad bancaria de referencia. Se pueden añadir varias.

La mecánica es simple: se debe escanear desde la cámara del móvil. Luego, se debe configurar algunos datos y, con la autorización pertinente del banco compatible, en cuestión de minutos se puede utilizar ya en los comercios. El único requisito es que hay que pagar en el TPV –terminal de pago- que cuente con sistema inalámbrico «contactless». Así, mediante el chip NFC integrado dentro del móvil se puede autorizar el pago mediante un sistema de autenticación, ya sea por medio de la huella dactilar (Touch ID) o el reconocimiento facial (Face ID).

De este modo, el número de tu tarjeta nunca queda almacenado en tu dispositivo ni en nuestros servidores, y el gigante de la tecnología asegura que no lo comparte con los comercios. Invocar a la tarjeta se hace pulsando dos veces el botón de apagado del móvil. El problema es que, en ocasiones, los TPV no son compatibles o falla el reconocimiento por la falta de cobertura, con lo que uno se ve obligado a llevar la cartera con dinero físico o la tarjeta de crédito por si acaso.

Google Pay

Se trata de un servicio de pago a través del móvil que solo funciona a través del sistema operativo Android, el ecosistema más popular del mercado con más del noventa por ciento de la cuota de mercado. Lo bueno es que hay mucha variedad de dispositivos compatibles y muchas marcas con lo que es fácil hacerse con uno preparado para tal fin por diferentes precios.

El servicio es una forma fácil y rápida de pagar en millones de sitios: online, en tiendas y en muchos más. Te ofrece todo lo que necesitas para tramitar tus compras y promete mantener tus datos a «buen recaudo». Para ello, hay que descargarla directamente en el dispositivo (en caso de no tenerla ya instalada, que es muy probable que sí). Todas las tarjetas son compatibles y algunas se pueden usar en más sitios.

También resulta más fácil pagar rápidamente en aplicaciones y sitios web favoritos. La mecánica es igualmente sencilla y requiere, por tanto, de escanear y registrar las tarjetas. Así, con tan solo pulsar un botón se puedes pagar billetes de transporte público, comprar entradas, hacer la compra y mucho más. El aspecto más negativo es la limitación de entidades compatibles.

Samsung Pay

Otras firmas tecnológicas como Samsung también cuentan con su propio servicio para realizar pagos, pero requiere de utilizar sus propios dispositivos al igual que sucede en Apple. Solo se puede utilizar, como es obvio, desde su modelos de «smartphones». Funciona de igual manera que el resto de competidores. Es decir, hay que ingresar previamente la tarjeta bancaria.

En cuanto a su seguridad, depende del móvil, pero solo necesitas tu iris o tu huella para autorizar tus compras, así que ya puedes olvidarte de introducir el pin en el datáfono independientemente del importe.

Bizum

Es el servicio de pago móvil de las entidades bancarias. Es una transversal de varias firmas del sector. La diferencia respecto a otras plataformas es que es necesario descargarse e instalar en su teléfono móvil la aplicación Bizum compatible con tu banco. Es decir, para poder utilizarlo hay que seleccionar el banco y registrarse.

A diferencia de otros servicio, aquí se puede incluso realizar transferencias fácilmente entre amigos. El dinero llegará a la cuenta de quien tú quieras en menos de cinco segundos. De forma segura, utilizando solamente el número de teléfono. Todavía está en fase de pruebas pagar en comercios, pero es posible hacerlo entre amigos y en comercios electrónicos.

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.