Google puede acceder a toda la información privada que subes a la nube, según un exempleado

  • Un extrabajador de la empresa afirma que los usuarios deben tener más cuidado a la hora de compartir información en G Suite.

Que Google tiene acceso a un caudal de información enorme sobre la vida de los usuarios no es nada nuevo. Especialmente si tenemos en cuenta que, al contrario que otras plataformas, como Facebook o WhatsApp, el navegador por antonomasia no cifra de extremo a extremo los mensajes y los documentos que, cada día, subimos a la nube. Algo que no solo implica que la tecnológica tenga fácil acceso a la información privada que se almacena en la herramienta de colaboración G Suite, de la que forman parte Gmail, Docs y Drive entre otros servicios, sino que esta también puede estar al alcance de los administradores que controlan las cuentas de una empresa y del gobierno de Estados Unidos. Así lo afirma el extrabajador de Google Martin Shelton en un artítulo publicado en el portal « Freedom of the Press Foundation».

«Por ahora, deberíamos considerar cuándo mantener nuestros datos más confidenciales fuera de G Suite, y en su lugar emplear otro medio que ofrezca cifrado de extremo a extremo, almacenamiento local o mantenerlos fuera del ordenador», apunta Shelton en el texto. El extrabajador de la compañía de Silicon Valley señala, a su vez, que a pesar de que el cifrado de los mensajes en la plataforma es bastante fuerte, y especialmente bueno a la hora de protegerse de ataques de ciberespionaje, no es lo suficientemente opaco como para que trabajadores de la compañía tengan acceso. Y, las cosas como son, tampoco lo pretende.

Respecto al objetivo que persigue la plataforma con esta política, Shelton resalta que tiene que ver con «el filtrado de spam, malware (virus informático), la detección de ataques dirigidos, la corrección ortográfica y para ayudar con la búsqueda dentro de la cuenta de Google de un usuario». La empresa también se aprovecha de esta situación para rastrear infracciones en sus términos de uso o aquellos contenidos que, directamente, son ilegales. El que la firma cuente con ese poder, no supone, al menos sobre el papel, que tenga un equipo humano que se dedique a revisar minuciosamente todos los contenidos que se suben a la nube. Sin embargo, en caso de que deseasen hacerlo, cuentan con las facultades para ello.

Esta protección tampoco impide que un gobierno, como el de Estados Unidos, pueda acceder a la información de los usuarios de G Suite. En dicho país las agencias gubernamentales tienen la capacidad de obligar a cualquier proveedor de comunicaciones nacional a revelar información sobre sus usuarios. Según recoge Shelton, las solicitudes de este tipo de información no han dejado de crecer durante los últimos años. Solo en 2018, el gobierno de EE. UU. pidió a la tecnológica los datos de 124.991 cuentas. Requerimientos a los que Google respondió afirmativamente en el 81 por ciento de los casos.

En el caso de las empresas que funcionan con G Suite, los administradores que quieran acceder a la información de los empleados lo único que necesitan hacer es ejecutar Vault, un servicio que les permite recuperar una cantidad bastante amplia de información: «los administradores tienen la opción de conservar copias borrador de correos electrónicos, incluso después de que el correo electrónico se elimine de la carpeta borrador»

Fuente: abc.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.