El Threat Report de SonicWall destaca los avances realizados en la ciberseguridad.

El volumen de muestras únicas de malware descendió hasta los 60 millones, un descenso del 6,25%.

SonicWall anuncia las conclusiones de su Annual Threat Report, que destaca los avances más notables hechos por los profesionales de la seguridad y los cibercriminales durante el 2016. El informe ha sido redactado a partir de datos recopilados a lo largo del 2016 por la Global Response Intelligence Defense (GRID) Threat Network de SonicWall con datos diarios de más de un millón de sensores de seguridad en aproximadamente 200 países y regiones.

De acuerdo con el 2017 SonicWall Annual Threat Report, 2016 puede considerarse como un año exitoso desde la perspectiva tanto de los profesionales de la seguridad como de los cibercriminales. A diferencia de años pasados, SonicWall ha constatado que el volumen de muestras únicas de malware recogidas ha caído hasta los 60 millones en comparación con los 64 millones del 2015, una reducción del 6,25 por ciento. Los intentos de ataques de malware totales descendieron por primera vez en años hasta los 7.870 millones desde los 8.190 millones del 2015. Sin embargo, los cibercriminales obtuvieron dinero rápido gracias al ransomware, unas ganancias alimentadas en parte por el aumento de ransomware como servicio (RaaS por sus siglas en inglés).

“Sería inexacto decir que el panorama de amenazas disminuyó o se amplió en 2016 – más bien, parece haber evolucionado y cambiado “, dijo Bill Conner, presidente y CEO de SonicWall. “La ciberseguridad no es una batalla de desgaste; es una carrera armamentista, y ambas partes están demostrando ser excepcionalmente capaces e innovadoras”.

Avances de la ciberseguridad

Los ataques de malware en el Punto de Venta disminuyeron un 93 por ciento entre 2014 y 2016.

Las brechas de seguridad en grandes empresas de distribución al por menor en 2014 llevaron a las compañías a adoptar proactivamente medidas de seguridad. Desde entonces, la industria ha visto la implementación de sistemas POS basados en chips, el uso de la lista de verificación PCI-DDS (Payment Data Industry Standard) entre otras medidas de seguridad.

El trafico encriptado de Secure Sockets Layer/Transport Layer Security (SSL/TLS)se incrementó en un 38%, en parte como respuesta a la creciente adopción de aplicaciones en la nube.

La tendencia hacia el cifrado SSL/TLS ha ido en aumento durante varios años. A medida que el tráfico web creció a lo largo de 2016, también lo hizo el cifrado SSL / TLS, de 5,3 billones de conexiones web en 2015 a 7,3 billones en 2016, según la GRID Threat Network de SonicWall.

Angler, Nuclear y Neutrino, los exploit kits dominantes, desaparecieron a mediados de 2016.

A principios del 2016, el mercado de malware estaba dominado por un puñado de exploit kits, especialmente Angler, Nuclear y Neutrino. Tras la detención de más de 50 piratas informáticos rusos que aprovecharon el troyano Lurk para cometer fraude bancario, la GRID Threat Network de SonicWall vio que el exploit kit de Angler dejó de aparecer, lo que llevó a muchos a creer que los creadores de Angler estaban entre los arrestado. Durante un tiempo después de la desaparición de Angler, Nuclear y Neutrino vieron incrementado su uso, para luego desaparecer rápidamente también.

Avance de los cibercriminales

El uso de Ransomware creció 167 veces año tras año y fue el principal contenido de las campañas de correo electrónico malicioso y de los exploit kits.

La GRID Threat Network de SonicWall detectó un incremento de 3,8 millones de ataques de ransomware en 2015 a 638 millones en 2016. El aumento de RaaS hizo que el ransomware fuera significativamente más fácil de obtener y desplegar. Este crecimiento sin precedentes ha sido probablemente impulsado por tres factores: el fácil acceso al mercado clandestino, el bajo coste de llevar a cabo un ataque de ransomware, la facilidad de su distribución y el bajo riesgo de ser capturado o castigado.

“Con el continuo crecimiento del ransomware, la investigación de SonicWall muestra la importancia para las empresas de evaluar su estrategia de cyber-defensa” ha dicho  Mike Spanbauer, vicepresidente de Security, Test & Advisory, en NSS Labs. “En 2016 vimos grandes avances por parte de los cibercriminales y creemos que proveedores como SonicWall, que están dispuestos a invertir y desarrollar tecnología y enfoques para vencer al ransomware, ayudarán a la sector de la seguridad a derrotar este creciente método de ataque”.

Los dispositivos Internet of Things se vieron comprometidos a gran escala debido al deficiente diseño de sus medidas seguridad, abriendo la puerta a la difusión de ataques de denegación de servicio.

Con su integración en el día a día tanto de los negocios como de las personas, los dispositivos IoT proporcionaron un atractivo vector de ataque para los ciberdelincuentes en 2016. Las brechas en la seguridad IoT permitieron a los ciberdelincuentes lanzar los mayores ataques de distribuidos de denegación de servicio (DDoS) de la historia en 2016, aprovechando cientos de miles de dispositivos IoT con débiles contraseñas telnet para lanzar ataques DDoS usando el marco de gestión de la botnet Mirai.

Los dispositivos Android vieron un aumento de las protecciones de seguridad pero se mantuvieron vulnerables frente a ataques superpuestos.

Google trabajó duro en 2016 para corregir las vulnerabilidades y los exploit kits que los ciberdelincuentes habían utilizado contra Android en el pasado, pero los atacantes emplearon nuevas técnicas para superar estas mejoras de seguridad.

Fuente: computing.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.