El papel de las consultoras en la transformación digital.

Javier Urcelay, Telecom Business Manager de Devoteam Drago, explica los retos de las operadoras para poner a las personas en el centro de la transformación digital.

En un momento en que la transformación digital ha irrumpido de lleno en la sociedad y en el tejido empresarial español para llegar a empresas de todo tipo y prepararlas para los nuevos retos y desafíos de la llamada era digital, las operadoras de telecomunicaciones se han erigido como uno de sus estandartes, ya que la creación de nuevos canales y la demanda de servicios disruptivos ha propiciado el nacimiento de nuevos competidores que están impulsando la digitalización de manera notable.

Como también ocurre en otros sectores, el cliente está en el centro de la revolución digital y por eso conocer sus hábitos de consumo es una de las claves para el éxito de la digitalización, convirtiendo a la información en el petróleo del siglo XXI e integrando Business Intelligence, Big Data y Analytics para generar valor a corto plazo en un entorno competitivo. Estas herramientas permiten obtener un conocimiento 360 de los clientes que, cruzándolo con información de diferente procedencia, conforma los llamados data lakes, grandes almacenes de información que deben ser actualizados para su correcto uso y explotación.

Por otro lado, la actual explosión de contenidos disponibles a través de cientos de servicios y aplicaciones, han hecho de la experiencia de usuario una de las claves del desarrollo tecnológico y también el mayor desafío con el que se encuentran las operadoras de telecomunicaciones, ya que compromete, no sólo la prestación del servicio, sino otros valores agregados que deben garantizar que un cliente permanezca fiel a la marca. Así, teniendo en cuenta el gran volumen de contenido digital y la amplia red de banda ancha disponible, la experiencia de usuario está yendo cada vez más lejos y la industria de las telecomunicaciones está imponiendo nuevos modelos operativos, más ágiles y capaces de reestructurar los sistemas de tarifas, facturar y cobrar en tiempo real e integrar estos sistemas con la gestión de clientes.

La importancia de los datos y de la experiencia de usuario han hecho que la ciberseguridad se convierta en un aspecto clave y sensible para cualquier organización en el ámbito de las TI, en cuyo escenario de retos y amenazas las compañías puramente tecnológicas están cada vez más inmersas. De esta manera, los diferentes servicios cloud existentes y las redes sociales multiplican exponencialmente los riesgos de seguridad, haciendo a las empresas conscientes de que las amenazas de seguridad son un imperativo en cualquier negocio y que la información es su activo más valioso.

Teniendo en cuenta estas premisas, las consultoras tecnológicas continuaremos trabajando de la mano de nuestros clientes para afrontar la competencia disruptiva de los nuevos competidores over the top, ayudándoles a adaptarse al nuevo escenario establecido por la democratización de los servicios de datos y las aplicaciones móviles. Además, ante un escenario que se convertirá en nuevo campo de pruebas para las operadoras gracias al Internet de las Cosas, nos convertiremos en partner clave a la hora de implementar novedosas soluciones para el desarrollo de conceptos como el hogar inteligente, el coche conectado o las Smart Cities.

Paralelamente, la automatización y la optimización de procesos a los que las empresas tendrán que hacer frente será una inversión que facilitará las ganancias en eficiencia operativa y en control de costes. Según un estudio de la consultora McKinsey, las organizaciones prevén que las iniciativas digitales mejorarán su eficiencia entre un 5% y un 10% en los próximos tres a cinco años, por eso, para lograr este objetivo, impulsaremos con nuestros clientes nuevas estrategias que sustituyan los procesos internos manuales por flujos de trabajo digitales, integrando y conectando los sistemas de gestión empresarial, CRM y sistemas de automatización de procesos para recopilar y mantener actualizados en tiempo real todos los datos de las organizaciones.

Como conclusión, es fundamental que exista un cambio de mentalidad y una estructura conformada por personas abiertas al cambio, haciendo que la transformación digital sea también una transformación de todos aquellos que forman parte de una organización con repercusión en la cultura corporativa. Por eso el foco no debe estar solamente puesto en la tecnología y en las herramientas, sino que el papel más importante debe residir en las personas, que deben ser conscientes de qué tecnologías tienen a su disposición y cómo deben apoyarse en ellas para poder sacarles partido y actuar de la manera más eficiente y productiva.

Solo las empresas que tengan en cuenta estas premisas abordarán su transformación digital de manera exitosa y estarán preparadas para enfrentarse al cada vez más competitivo escenario con el que las operadoras se van a encontrar en los próximos años.

Fuente: computing.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.