El fraude online contra empresas en España duplicó la tasa mundial tras el confinamiento

Las industrias de viajes y ocio fueron las más afectadas en nuestro país, según un estudio de TransUnion.

Tras el confinamiento los delincuentes han reducido sus actividades contra las empresas para centrarse en sacar partido de las estafas a los usuarios finales con timos relacionados con la Covid-19, según los resultados de un estudio trimestral sobre tendencias de fraude elaborado por TransUnion, organización internacional de análisis e información. El estudio se basa en los miles de millones de transacciones analizadas en todo el planeta en más de 40.000 páginas web y apps protegidas por sus soluciones de prevención de fraude.

Según los datos, el porcentaje de transacciones online fraudulentas llevadas a cabo en España descendió un 35% entre el inicio de la pandemia y el fin del confinamiento (es decir, si comparamos la denominada fase 1, que abarca desde el 11 de marzo -fecha en la que la Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia- hasta el 18 de mayo, con la fase 2, entre el 19 de mayo -cuando comenzó la reapertura de los negocios en prácticamente todo el planeta- y el 25 de julio).

Fuente: TransUnion.
                                          Fuente: TransUnion.

A pesar de este descenso, el fraude online originado en España durante el periodo de desescalada (fase 2) fue un 95% superior a la media mundial y un 45% superior a la media europea. Comparado con los primeros meses del año (entre el 1 de enero y el 10 de marzo), el fraude en transacciones online durante la fase más dura del confinamiento (fase 1) cometido contra empresas creció un 61% en España.

En términos mundiales, las transacciones digitales fraudulentas contra empresas se redujeron un 9% si comparamos la fase 1 de la pandemia con la fase 2. Por el contrario, las estafas cometidas a consumidores crecieron un 10% en el mismo período, según otro estudio llevado a cabo por TransUnion en abril y julio. Frente al inicio del año (entre el 1 de enero y el 10 de marzo) el fraude online contra empresas en todo el mundo había crecido un 6%.

El fraude online originado en España durante el periodo de desescalada (fase 2) fue un 95% superior a la media mundial y un 45% superior a la media europea

Los países en los que existió un mayor porcentaje de transacciones sospechosas durante la fase de preapertura de empresas fueron Kazajstán, Grecia y Chipre, por este orden, mientras que los más seguros durante estos meses han sido Nauru, Cuba y Suecia, por este orden. España se situó en el puesto 72 de los países con mayor número de operaciones fraudulentas durante la fase 2.

El fraude por sectores y tipos

TransUnion ha analizado el fraude cometido en diferentes sectores industriales y comerciales, comparando las tasas de transacciones sospechosas en la fase 1 y en la fase 2 de la pandemia. En general, el fraude online originado en España contra empresas se trasladó desde el sector de las telecomunicaciones en la fase de confinamiento (entre el 11 de marzo y el 18 de mayo) a la industria de los viajes y el ocio en la fase de apertura (entre el 19 de mayo y el 25 de julio).

“Parece que los delincuentes se han dado cuenta de que las empresas relacionadas con el ocio y los viajes están dejando de lado la seguridad en sus transacciones con el objetivo de atraer más negocio debido al impacto negativo de la pandemia en sus cuentas de resultados”, afirma Melissa Gaddis, directora senior de satisfacción de clientes en TransUnion“En el otro lado de la balanza, industrias que suelen sufrir a menudo campañas de transacciones fraudulentas, como la de telecomunicaciones, servicios sanitarios o servicios financieros han visto cómo los esfuerzos de los delincuentes se trasladaban a conseguir ‘dinero fácil’ en organizaciones menos preparadas”.

Los consumidores también son atacados

En otro estudio realizado por TransUnion entre 8.265 adultos de todo el mundo en la semana del 27 de julio, se destaca que un 32% de los encuestados se había sentido atacado por un fraude digital relacionado con la Covid-19. El grupo de edad más vulnerable fue el comprendido entre los 18 y los 25 años, con un 36% de estafas recibidas. El tipo de ataque más común fue el phishing (27%).

Fuente: computing.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.