El CEO de Sophos valora la operación con Thoma Bravo

“Tomamos la adquisición como una validación de nuestra posición en la industria, crecimiento y potencial futuro”, estima Kris Hagerman, máximo mandatario de la compañía de ciberseguridad, a ‘CSO’.

La semana pasada se anunciaba, prácticamente por sorpresa, la adquisición de Sophos por parte del fondo de inversión estadounidense Thoma Bravo por valor de 3.900 millones de dólares. Este primer actor, especializado en software y servicios tecnológicos, engrosaba, con el movimiento, su cartera de más de 200 organizaciones. Una vez cerrado el acuerdo surge la duda de si habrá muchos cambios en la actividad de la empresa de ciberseguridad y cuáles serán sus  pasos en el futuro. En declaraciones de Kris Hagerman, CEO de Sophos, a CSO España, el cambio que se está produciendo en el mercado hace más importante esta compra. “Thoma Bravo tiene una profunda experiencia en el sector y un largo recorrido de éxito de inversión en las compañías de su cartera”, valora. “Por ello, vemos el movimiento como una validación de Sophos, de su posición en la industria, su progreso y su futuro potencial”.

Preguntado por si la rutina operacional de su empresa se verá afectada, Hagerman responde que “hay que tener cuidado” con las predicciones. No obstante, alude a las capacidades de Thoma Bravo a la hora de “implementar las mejores prácticas, invertir en iniciativas de crecimiento, impulsar la innovación y hacer crecer los resultados”, por lo que ve una ocasión de acelerar y hacer evolucionar su liderazgo en los próximos ejercicios. Asimismo, asevera, la junta directiva también acoge con optimismo esta propuesta y la ve como “una oportunidad significativa para las partes interesadas de Sophos; accionistas, clientes, socios y empleados”.

“A corto plazo, Sophos verá reforzada su posición en el mercado”

La adquisición, que se completará en el primer trimestre de 2020, supone, para Fernando Maldonado, analista principal de IDG Research, un gran reto para Thoma Bravo: generar una mayor eficiencia en Sophos, que ha experimentado, por otra parte, un fuerte repunte orgánico en el mercado en los últimos años. “Cuando una empresa crece tan rápido, paradójicamente se generan ineficiencias porque, ¿quién piensa en las eficiencias cuando se crece a dos dígitos? Ahí está la oportunidad de Thoma Bravo, en poner el foco en los beneficios”.

El analista estima que Sophos verá su posición reforzada en el corto plazo, pero no se puede aventurar su rumbo en una carrera de fondo. “Bajo este supuesto de mayores beneficios, Sophos podría volver a ser vendida”, sugiere. “No obstante, quizá exploren otras vías, como partir la empresa en dos u otro tipo de fórmulas que utilizan los fondos de inversión”.

Fuente: cso.computerworld.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.