Eaton anuncia la segunda generación de su SAI Eaton 93PM

El diseño modular HotSync y Hot Swap hace que el SAI Eaton 93PM G2 sea más escalable y flexible para los centros de datos. Presenta mejores funcionaes de ciberseguridad y almacenamiento energético.

Eaton ha anunciado el lanzamiento de la segunda generación de su SAI trifásico Eaton 93PM, el SAI Eaton 93PM G2. Su diseño modular y escalable permite a los operadores de los centros de datos aumentar la capacidad y la protección energética en línea con la demanda de negocio, al mismo tiempo que permite obtener el coste total de propiedad (TCO, según siglas en inglés) más bajo de su clase en la industria.

La protección, la seguridad y la continuidad de negocio son la base de esta gama de productos. Además, gracias a HotSync y a la disponibilidad aumentada de Hot Swap, el SAI está diseñado con foco en la seguridad para reducir el riesgo eléctrico, así como para mejorar la ciberseguridad y la monitorización remota, añadiendo una protección extra.

Los diseños de SAIs modulares y escalables son más flexibles, eficientes y rentables, lo que permite al cliente elegir exactamente qué potencia nominal necesita y aumentarla gradualmente de acuerdo con la demanda del negocio. Este incremento es fácil, eficiente y se da en los momentos adecuados gracias a los módulos de potencia reemplazables en caliente, que permiten aumentar la capacidad del SAI en cualquier instante simplemente añadiéndole módulos adicionales. Se pueden agregar unidades de 50 o 60 kVA sin que eso requiera un tiempo de inactividad del sistema y sin que afecte la carga crítica.

“La gama 93PM siempre se ha centrado en dos factores clave como son el coste total de propiedad y  la mayor disponibilidad posible”, comenta Juan Manuel López, responsable de ventas del segmento Data Centers en Eaton Iberia. “Esta segunda generación se basa en el éxito de la anterior gama 93PM, agregando ciberseguridad, módulos de energía intercambiables y la solución EnergyAware de Eaton, que le permite ayudar a soportar la transición hacia la energía renovable y devolver parte de los ingresos al centro de datos. Combinadas, estas nuevas características aumentan la eficiencia, la disponibilidad y reducen los costes operativos”, añade.

El SAI 93PM G2 está diseñado para proporcionar un tiempo de actividad del 100% para las empresas y la infraestructura crítica. HotSync aumenta aún más la disponibilidad del sistema. En un sistema con un SAI tradicional, una pérdida de comunicación entre los SAIs provocaría que se pasara a bypass, eliminando el sistema de respaldo; con la capacidad HotSync del Eaton 93PM G2 este inconveniente desaparece, proporcionando una mayor fiabilidad.

Para aumentar la ciberseguridad, el SAI cuenta con conectividad proporcionada por la tarjeta de red Gigabit de Eaton y la tarjeta Industrial Gateway, la primera en la industria en recibir las certificaciones IEC 62443-4-2 y UL 29001-1, que brindan protección contra las amenazas de seguridad digital.

Para incrementar aún más la disponibilidad y la seguridad del sistema, el SAI Eaton 93PM G2, como todos los SAI trifásicos premium de Eaton, presenta componentes prediseñados, probados y preinstalados para cumplir con las normativas y garantizar un uso seguro. Esto es más seguro y rentable que instalar protección externa adicional, ahorrando, en general, más de 1.000€ en protección de retroalimentación y 500€ para fusibles de interruptor estático externos.

El Eaton 93PM G2 tiene el TCO más bajo de su clase, gracias a las tecnologías líderes de la compañía, que resultan en mayores ahorros, menores costes de funcionamiento e incluso pueden generar ingresos. La doble eficiencia de conversión (hasta 97%) reduce los costes operativos y de enfriamiento; reemplazar un SAI de generación anterior por el Eaton 93PM G2 daría un retorno de la inversión en 2-3 años. El sistema Energy Saver System (ESS) de Eaton mejora los niveles de eficiencia por encima del 99%, mientras que el Variable Module Management System (VMMS) ayuda a lograr una alta eficiencia aun cuando los niveles de carga del SAI son bajos, lo que es típico en los sistemas redundantes.

Incrementando el retorno de la inversión y la competitividad, el Eaton 93PM G2 es un SAI Eaton EnergyAware. Esto le permite respaldar el medio ambiente y un uso más amplio de la energía renovable a través de la respuesta a la demanda y los servicios auxiliares, lo que tiene un impacto positivo en la Responsabilidad Social Corporativa al tiempo que genera ahorros e ingresos adicionales, con retornos anuales típicos de hasta 50.000€ por MW de energía asignada al soporte de la red. EnergyAware funciona de forma controlada y a prueba de fallos que no afecta la protección de carga crítica.

El SAI Eaton 93PM G2 es compatible con el software Intelligent Power Management (IPM) de la organización, que supervisa y gestiona el dispositivo como parte integral de la infraestructura de energía y TI. El mantenimiento y el servicio están respaldados por el nuevo Servicio de Monitorización Remoto de Eaton, que está integrado como estándar y permite una respuesta rápida ante cualquier amenaza relacionada con la energía o la ciberseguridad para el SAI.

Fuente: datacentermarket.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.