Digitalización del sector salud: Historias clínicas serían 40% más eficientes.

En la actualidad, 2.7 millones de peruanos se encuentran afiliados a un seguro privado; 10.7 millones a EsSalud y 17.5 millones al SIS, según una investigación de la asociación Contribuyentes por Respeto. En este escenario, la transformación del sector y el uso de herramientas tecnológicas es un tema cada vez más importante en beneficio del sector.

Según estipulaciones del Minsa, los médicos tratantes deben atender a los pacientes por 20 minutos cada uno, este tiempo no llega a cumplirse y la media de atención actual es de 10 minutos como máximo.

El Dr. José Fernández, gerente Clínico de Rayen Salud, señala que uno de los principales factores que repercuten y afectan los tiempos de atención son la búsqueda de fichas clínicas, “buscar una ficha de papel significa utilizar tiempo del personal de salud para su archivo, orden y recuperación. Incluso, en muchas ocasiones, al no encontrarse, se decide generar una nueva ficha”. Mientras que, por otro lado, buscar el historial clínico en su versión digital es inmediato, accediendo inmediatamente a toda la información relevante del paciente para una atención de calidad.

Modernización e historias clínicas

Uno de los principales desafíos al que se enfrenta Perú para la aplicación de la historia clínica electrónica es establecer la infraestructura tecnológica en establecimientos de salud de todos los subsectores que cuenten con infraestructura y equipamiento necesario, conectividad a internet en capacidad suficiente para soportar el tráfico de datos. Se proyecta que al 2021 se contará con un 70% de implementación de la Historia Clínica Electrónica a nivel nacional.

Para el Dr. José Fernández, gerente Clínico de Rayen Salud, una historia clínica en papel “es un riesgo para la atención de los pacientes, ya que no necesariamente existe una sola historia y, en muchas ocasiones, se pueden encontrar diversas fichas médicas de un paciente regadas en distintos centros asistenciales de salud”.

El Dr. Fernández señala que, en caso de que EsSalud y Minsa implementasen en sus centros asistenciales la digitalización de historias clínicas, esto traería “enormes beneficios, tanto sociales como económicos”, lo que -en concreto- resultaría en “un aporte fundamental a la gestión, seguridad y calidad del sistema de salud estatal; como también, en una mejor experiencia de los pacientes”, aclara.

Para el profesional, desde el punto de vista social, la implementación de historias clínicas digitales mejoraría considerablemente las prestaciones y reduciría los riesgos de reacciones adversas a medicamentos y facilitaría la visualización de información relevante de los pacientes; potenciando la colaboración multisectorial de los tratamientos y diagnósticos.

La experiencia en países como Chile demuestra que “disminuye el gasto en farmacia, entre un 15 y 20%, considerando la prescripción electrónica; reduce el gasto en papelería en un 90%; recupera el 20% de las horas de profesionales clínicos, al otorgar información para planificar mejor los recursos humanos y al disminuir los errores en la citación; recupera gran cantidad de horas de personal administrativo, al colaborar con las actividades de rescate y al evitar la doble digitación; y disminuye más de un 10% el gasto en laboratorio, al detener la duplicación de exámenes”.  

Dato relevante

En el 2018 se logró destrabar la construcción de hospitales en diferentes regiones. Transfiriéndose S/1000 millones de soles para la ejecución de 125 proyectos de inversión en todo el territorio nacional; dicho presupuesto será administrado por el MINSA. Adicionalmente, se anunció que antes de fin de año se iniciará la construcción de hospitales por más de S/ 700 millones.

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.