COVID-19 fuerza y consolida el modelo ‘cloud’

Ya no es suficiente contar solo con un cortafuegos alrededor del centro de proceso de datos. Ahora hay plataformas de nubes que deben proteger múltiples nubes públicas y configuraciones de nubes híbridas.

Nunca hasta ahora el mundo había tenido que enfrentarse a una crisis generalizada como la actual, provocada por COVID-19. Las estructuras que cimentan la sociedad, en todos sus niveles, están viéndose obligadas a afrontar una crisis de dimensiones desconocidas y a encontrar soluciones, sin ningún referente por el que guiarse.

En el terreno empresarial, el impacto puede llegar a ser dramático. Hay que seguir operando en un entorno adverso para que el mundo no colapse. Así, una de las primeras consecuencias de esta crisis ha sido la explosión del teletrabajo que obliga a romper las estructuras físicas tradicionales de las empresas. Ahora toda la operativa es bajo el modelo cloud, de ahí que los grandes proveedores estén pasando el examen más difícil de su vida.

Desde el nacimiento del modelo cloud, hace ya bastantes años, la principal barrera para su adopción fue la seguridad; era difícil, desde el punto de vista cultural, adoptar una forma totalmente diferente de entender las infraestructuras informáticas. Empezaba, entonces, la entrada de Internet en los modelos de negocio. Muchas son las ventajas de operar en la nube: agilidad, flexibilidad, eficiencias, eficacia…pero siempre con el mantra de la seguridad. Cierto es que la seguridad, una vez adoptado y aceptado el modelo cloud como el idóneo para la sociedad digital, nunca llegará al 100%, pero sus beneficios permiten a las compañías balancearlo mediante análisis de riesgo y una tecnología cada vez más segura.

Acceda al reportaje completo en este enlace

Fuente: cso.computerworld.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.