Atalanta, digitalización y ciberseguridad para transformar los negocios

La compañía, dirigida por Isaac Gutiérrez, introduce la ciberseguridad como elemento transversal de todos los servicios digitales.

“Una nueva forma de afrontar la ciberseguridad”. Así define Isaac Gutiérrez la idiosincrasia de Atalanta, la compañía que empezó a gestarse hace un año con el objetivo de aunar servicios de transformación digital y ciberprotección y de la cual es CEO. El directivo ha ensamblado su experiencia en consultoras como Capgemini y KPMG con cargos más ‘ciber’ en Prosegur y Novared para ayudar a las compañías en sus procesos de digitalización y con la ciberseguridad como elemento transversal. Sin ser consultores al uso, apostilla, abordan los proyectos de forma ágil, sencilla y práctica combinando conocimientos técnicos y de negocio. 

De hecho, y como puntal de innovación, Atalanta ofrece un catálogo de servicios a la carta que se adaptan a las necesidades de los clientes. Un menú tecnológico llamado a transformar y dar valor al core de las organizaciones y que puede compartir nombre en el mercado con otras soluciones pero que dista mucho “en la forma de hacer hacking y ponerlo en escena”. Combina tendencias como la migración a la nube con la securización de todo este entorno denominado híbrido y que muchas veces ha supuesto un freno para los ejecutivos a la hora de dar el salto. 

En concreto, su oferta de ciberseguridad sigue dos ejes vertebrales; por una parte está basada en servicios gestionados, y, por otra ataca las necesidades de hacking, seguridad de aplicaciones y formación. En este último apartado han diseñado ya la impartición de un máster sobre hacking junto con la Universidad San Pablo CEU.

Ciberinteligencia, microservicios y un framework propio forman parte de las señas de identidad de una consultora que, en su corto recorrido, ha sabido adaptarse también a las necesidades actuales provocadas por la pandemia. La compañía se ha asentado como un bastión del teletrabajo con sistemas de monitorización y detección de los comportamientos anómalos de los dispositivos, a los que se añade “una gran labor” de concienciación.

En proceso de crecimiento

“Atalanta nació con la vocación de hacer las cosas bien”, cuenta Gutiérrez. “Huimos de las presiones de márgenes y crecimientos y nos centramos en poner pasión en lo que hacemos y en hacer un proyecto del que la gente se siente parte”. Por el momento, el equipo de la compañía, del que habla en términos de “conocimiento y experiencia diferencial”, cuenta con unos 20 perfiles a los que se irán sumando más en las próximas fechas.

La compañía opera y cuenta con clientes importantes en España (Madrid, Alicante, Barcelona y distintas zonas de Andalucía) y Paraguay. Tras consolidarse en estas geografías, se ha marcado como objetivo establecerse, a futuro, en enclaves críticos de Europa y Latinoamérica para dotar al mercado de herramientas integradas e inteligentes.

Fuente: cso.computerworld.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.