“Agile está cada vez más presente en el ADN de muchas organizaciones”

¿Cómo se encuentra actualmente la implementación de metodologías ágiles? ¿Cuál es su importancia en la adaptación de las empresas de hoy?

A. M.: La adopción del concepto de empresa Agile está cada vez más presente en el ADN de muchas organizaciones. Ya no es solo un concepto relacionado con áreas técnicas o de TI dónde comenzó, sino se está expandiendo, tocando otros aspectos que van más allá de implantación de metodologías. Si ya veíamos un notable avance hace un par de años, donde medimos su situación con nuestro BAcómetro, se ha producido una notable evolución que se pone de manifiesto en puntos como:

  • mayor nivel de impacto en el uso de metodologías y marcos denominados ágiles, requiriendo lo que se conoce como escalado para coordinación de entornos y equipos cada vez más complejos. A nivel equipos de desarrollo de productos digitales, las prácticas y herramientas de DevOPs también han avanzado notablemente
  • organizativos más flexibles o líquidos, que también llevan a modelos de liderazgo y gestión diferentes.
  • equipos de un ámbito no técnico que adoptan este tipo de prácticas como Kanban, Scrum, etc.
  • un factor importante en este crecimiento que hemos vivido en los últimos años se debe a un mayor “talento agile”, si así lo podemos denominar. Esto se ha producido tanto en empresas de consultoría como dentro de las propias organizaciones. Hoy en día ya son muchas las empresas en las que podemos encontrarnos figuras de Agile Coach o Scrum Masters o en general facilitadores que están impulsando estas nuevas formas de trabajo.
  • incluso nuevos sectores empresariales o de la Administración Pública que se suman a algo que no es una moda, está para quedarse.

Todo ello ha venido acelerado por la necesidad de las empresas de una oferta o modelo más digital que permita reaccionar a momentos como los que estamos viviendo.

Agile significa adaptación, que a veces es lo contrario de “correr más”. Esto, es justo lo que las empresas requieren en este momento: adaptarse a un entorno que no podíamos esperar, que les dote con capacidades para responder con flexibilidad a retos que todos los sectores estamos viviendo y viviremos en los próximos años, muchos hasta hace unos meses impensables, imprevisibles.

¿Cuáles son los principales beneficios de Agile en los entornos corporativos?

A. M.: Diría dos principalmente: adaptabilidad al entorno y colaboración entre las personas. Rompe la rigidez, en aspectos como por ejemplo la toma de decisiones que las grandes organizaciones pueden tener, poniendo en el centro a las personas, y trata de buscar los beneficios de modelos más ligeros de empresas como startups.

¿Es la agilidad la clave para la transformación digital?

A. M.: Indudablemente es una de las principales claves. Cuando hablamos de transformación digital, de esas dos palabras tenemos que quedarnos fundamentalmente con la primera: transformación. No se trata solo de tecnología, se trata de personas, de qué colaboren, qué encuentren ideas o nuevos modelos de negocio y nuevos ámbitos de aplicación de las mismas. En resumen, que “piensen fuera de la caja”. Todo ello siempre con el cliente en el centro del proceso, poniéndose en su piel. Y una vez que aparezcan esas ideas, ser capaces de generar valor (Time-to-Market) rápida e iterativamente, adaptándose al entorno, a las necesidades que cada vez cambian más rápido.

La pandemia, ¿ha cambiado mucho la forma de actuar de los equipos organizativos? ¿Qué está aportado Agile a esta adaptación?

A. M.: En estos meses de grandes cambios, se ha puesto de manifiesto que empresas donde Agile ya tenía una adopción o mejor acogida, han reaccionado de una manera más rápida, casi podríamos decir, natural. Aspectos o elementos que vienen asociados a estas nuevas formas de trabajo, han permitido una adaptación a entornos de trabajo completamente desconocidos y con grandes retos, aportando gran valor. Un sencillo ejemplo, algo fundamental como es la coordinación de equipos en entornos de trabajo fuera de la oficina, ha encontrado auxilio en elementos como la reunión diaria llamada Daily, que ya empieza a sonarnos a muchos en nuestro día a día.

Pronto Business Agility Corporation (BAC) reunirá a sus socios en su Congreso anual, ¿qué novedades presenta este año?

A. M.: En primer lugar, merece la pena señalar algo que estamos viviendo todos los congresos o eventos: la virtualización, el concepto de congreso remoto. Lógicamente plantea retos como es la reducción de ese contacto personal o “networking” entre socios y asistentes, pero ofrece ventajas como la flexibilidad de horarios, de asistencia, ponentes de diferentes países, etc. que en cierta medida lo compensa.

Este año, nuestro congreso anual continúa avanzando paralelamente a la evolución que estamos viviendo en esta transformación. El modelo virtual nos permite crecer en número y diversidad de ponentes, abriéndose a nuevos sectores empresariales (industria, energía, etc.) y sector público, con una mayor participación de áreas tanto técnicas como del ámbito de la gestión del talento y personas.

Desde su creación hace ya 4 años, ¿cómo ha evolucionado Business Agility Corporation? ¡Cuáles han sido su principal éxito?

A. M.: BAC, ha evolucionado de una manera muy similar a la agilidad de las empresas, de sus socios. Hemos visto como áreas de talento o personas, traccionaban con fuerza de esta transformación dando un impulso fundamental.

El principal éxito de BAC es ver como sus socios, cómo las empresas a las que pertenecen, avanzan en su transformación digital y adopción de Agile, impactando positivamente en sus resultados.

¿Hacia dónde avanza la agilidad empresarial y cuáles son los futuros retos de BAC?

A. M.: Actualmente estamos viendo una tendencia sin retorno: la extensión del concepto de agilidad a ámbitos fuera de sus orígenes técnicos. Las organizaciones buscan ser “organismos” cada vez más líquidas, más flexibles y que tomen decisiones más rápidas para sus clientes. La agilidad empresarial seguirá creciendo, extendiéndose por todas las áreas de las organizaciones, a la par que veremos sectores y empresas más pequeñas.

BAC quiere continuar siendo esa asociación de empresas para empresas referente y ayuda, tanto para socios, cómo para que otras empresas continúen adaptándose a los cambios de una forma más flexible. Esto nos también lleva a ampliar esa visión a otros sectores como AAPP que también se están uniéndose a esta senda que muchas empresas ya han comenzado exitosamente.

Business Agility Corporation (BAC) es una asociación en la que participan profesionales de distintos ámbitos –Tecnología, Operaciones, Transformación, Negocio- pertenecientes a las principales empresas y organizaciones del país, cuyo objetivo es entender bien los cambios en el mercado como consecuencia de la transformación digital y dar una respuesta para conseguir el éxito en la adaptación a los nuevos modelos de negocio y tecnologías emergentes. La misión de BAC pasa porproporcionar un marco de colaboración para evaluar y, en su caso, desarrollar y difundir modelos, así como herramientas de agilidad empresarial. Actualmente la asociación está compuesta por profesionales de más de 30 empresas y entidades públicas, entre las que se incluyen más de un tercio de las compañías del IBEX 35. BAC transmite y promueve las mejores prácticas entre sus socios y miembros para la adaptación a los nuevos modelos de trabajo requeridos y hacer frente al reto de la transformación digital.

Fuente: computing.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.