Twitter contrata a renombrado hacker como director de seguridad

Twitter ha nombrado a uno de los hackers más prestigiosos del mundo como su nuevo jefe de seguridad tras el ataque masivo que sufrió en julio.

La compañía ha puesto a Peiter Zatko a cargo de la protección de su plataforma. Zatko es más conocido como Mudge, su alias por más de 20 años de operación a ambos lados de la arena de la seguridad informática.

Mudge se hizo famoso en los 90 como miembro de los famosos colectivos de hackers Cult of the Dead Cow y L0pht Heavy Industries. Ambos grupos eran notorios por crear y distribuir herramientas de hackeo como Back Orifice, que permitía a los hackers hacerse cargo de una máquina infectada, y L0phtCrack, una herramienta para piratear Windows. Sin embargo, aparte de su quehacer delictivo, también fueron impulsores de la cultura única de la comunidad hacker y el “hacktivismo”.

A finales de los 90, el papel central de Mudge en la comunidad de hackers, combinado con la creciente importancia comercial de Internet, llevó a un creciente diálogo con los líderes políticos. USA Today escribe que en 1998, Mudge y otros miembros de L0pht testificaron ante el Congreso de los EE.UU. sobre los estándares de mala calidad de la seguridad de la información en ese momento. Presentándose como un “hacker thinktank”, el grupo dijo a los legisladores que, en solo 30 minutos de trabajo, podrían dejar colgada toda Internet por un par de días, si se lo proponían.

Dos años más tarde, Mudge se unió a un grupo de expertos que asesoraban al entonces presidente Bill Clinton sobre la seguridad online, luego de una serie de ataques de hackers que golpearon a CNN, eBay, Yahoo y Amazon.

Es dable suponer que como nuevo jefe de seguridad de Twitter, Mudge tendrá una intensa labor. Las insuficiencias de la empresa quedaron de manifiesto en el ataque de julio, cuando una serie de cuentas prominentes, incluidas las de Barack Obama y Elon Musk, fueron intervenidas por delincuentes como parte de una estafa de bitcoin. El ataque fue embarazoso para Twitter, ya que reveló que contraseñas cruciales estaban a simple vista en un canal de Slack al que cualquiera podía unirse, y que el poder de tomar el control total de cuentas no estaba supervisado internamente.

El trabajo del antiguo hacker también cubrirá la seguridad en otros ámbitos: la seguridad física de las oficinas de la empresa, así como la tarea de luchar contra la desinformación en el sitio web, escribe Reuters.

Fuente: diarioti.com

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.