Trucos para que no te roben el dinero y los datos cuando usas una red Wifi abierta

Si no quiere pasar un mal trago y que su dispositivo acabe infectado por un virus y sus datos queden al descubierto, es necesario que tome algunas precauciones.

A todos nos pasa, estamos fuera de casa y queremos realizar una consulta rápida en internet. Pero nos hemos quedado sin datos, por lo que necesitamos utilizar una red Wifi abierta. Sin embargo, hay que tener cuidado, porque este tipo de conexiones pueden suponer un grave riesgo para el usuario en caso de que no las use con cabeza. «Por lo general, la gente tiene la percepción equivocada de que utilizar una red Wifi abierta no tiene ningún tipo de peligro para su seguridad de los datos almacenados en el dispositivo que esté conectado, por lo que no toman las medidas necesarias para garantizar la protección de su información», señala en un comunicado Eusebio Nieva, director técnico de Check Point para España y Portugal.

A continuación recogemos algunos trucos que pueden ayudarle a sacarle partido a este tipo de conexión sin que su información corra ningún riesgo.

Borrar el rastro

Es muy importan que, una vez dejamos de navegar por una red abierta, borremos todo el rastro digital que hayamos dejado por el camino. De este modo, deberemos eliminar el historial de navegación y las cookies, así como los archivos temporales del navegador. «También tendremos que cerrar las sesiones en todas aquellas aplicaciones o sesiones que hayamos iniciado y en las que hayamos introducido nuestro usuario y contraseña», señalan en un comunicado fuentes desde la firma de seguridad Sophos.

No consultes tu cuenta bancaria

Este consejo es uno de los más importantes a seguir. Mientras el usuario esté conectado a un Wifi abierto no debe, en caso alguno, acceder a servicios de banca o de comercio online en los que se realicen pagos electrónicos. «Y es que, en caso de que se produjese un robo de datos, este puede no ser detectado hasta pasado un tiempo; por lo que los atacantes podrían acceder a las cuentas bancarias y los datos de las tarjetas de crédito sin que nadie se diese cuenta», añaden desde Sophos.

Las cosas como son, es difícil no estar al tanto de lo que se cuece en redes sociales. Pero si no se puede aguantar, es aconsejable, al menos, proteger el acceso a las mismas. Para ello, el usuario tendrá que reforzar la autentificación, por ejemplo, mediante el cambio de la contraseña o cerrando la sesión cada vez que se salga y se entre en la aplicación.

«Las redes públicas permiten que cualquiera pueda acceder a ella. Por este motivo, los cibercriminales aprovechan para infiltrarse e infectar miles de dispositivos con “malware” (virus informático). Para ello, tan sólo necesitan convencer al usuario de hacer clic en un enlace que, en realidad, descarga un programa en el terminal que permite al cibercriminal tomar el control total del dispositivo», sostienen desde Check Point.

Protege tu correo

Si vas a utilizar el correo electrónico para enviar fotos o compartir información utilizando una red abierta, es recomendable no emplear una cuenta en la que aparezca información sensible. «Si prefieres utilizar la cuenta de correo para subir fotos o archivos a la nube, es preferible crear un usuario específico para esto y así minimizar el robo de información en caso de sufrir un ataque», recomiendan los expertos de Sophos.

Nada de archivos adjuntos

Como hemos visto con las redes sociales, la curiosidad puede ser peligrosa; y querer saber qué contiene un archivo que recibes desde una procedencia dudosa puede ser cómo abrir la puerta de tu dispositivo a los ciberdelincuentes. De igual modo, descargar archivos adjuntos de páginas web o documentos informativos, puede ser también un riesgo mientras estés conectado a una red Wifi pública.

«La falta de seguridad de estos puntos de conexión hace que acceder a nuestro terminal sea muy sencillo para los cibercriminales. Esto implica que pueden tener acceso a todas nuestras contraseñas, credenciales bancarias, documentos, gráficos», añaden expertos de la firma de seguridad Check Point, quienes recomiendan evitar hacer cualquier tipo de gestión bancaria que requiera el uso de contraseñas.

Navega con seguridad

De igual manera, desde Check Point, advierten del peligro de la suplantación de identidad. Y es que para los cibercriminales es muy sencillo conseguir redirigir el tráfico desde tu dispositivo a páginas fraudulentas que imitan la apariencia de webs familiares para el usuario, como servidores de correo electrónico, etc. y hacerse con sus datos. Es necesario, por tanto, «navegar siempre utilizando el protocolo seguro Https y estar atento a los posibles mensajes que nuestro navegador nos facilite con respecto a la fiabilidad de las páginas o a su certificado para asegurarnos que, realmente estamos accediendo a un sitio válido», explican.

Siempre con antivirus

Al igual que ya está consolidada la conciencia de contar con un antivirus para los ordenadores, esta concienciación debe extenderse también a los actuales ordenadores de bolsillo que son nuestros «smartphones». Los teléfonos móviles están sustituyendo en capacidad y funciones a los ordenadores y cada vez los usamos para más cosas, por eso es fundamental contar con un software de seguridad que proteja los accesos y la información que almacenan nuestros móviles o dispositivos con conexión a internet.

Fuente: abc.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.