SaaS desata la preocupación de los inversores en seguridad.

El modelo de negocio SaaS no para de crecer, pero también lo hace la preocupación de los accionistas por los desajustes de las previsiones de las compañías.

2017 ha visto un aumento pronunciado en la adopción de Security-as-a-Service (SaaS), gracias a sus múltiples ventajas en comparación con las licencias de software. Sin embargo, este rápido cambio en el flujo de ingresos está creando dolores de cabeza para los proveedores que tienen que volver a trabajar las previsiones para 2018 para no defraudar a los inversores. La seguridad como servicio (SaaS) registró un crecimiento del 21% en 2017, alcanzando así los 4.000 millones de dólares.

“Durante el último año, proveedores como Cisco, McAfee y Trend Micro han fortalecido su cartera en la nube, que ahora incluye una gama más amplia de productos y casi la misma gama de funcionalidades que se entregan cuando los clientes compran una licencia de software”, dijo Claudio Stahnke, Analista de investigación de Canalys. “La capacidad de comprar estos productos de proveedores de nube pública y socios de canal también reduce las complejidades de la implementación de productos de seguridad y, al mismo tiempo, proporciona un proceso de facturación más flexible, ya que el cliente puede agregar y eliminar asientos mensuales “.

Este rápido cambio hacia una fuente de ingresos basada en suscripción está planteando desafíos para los proveedores de la industria, especialmente cuando se trata de reportar sus resultados a los accionistas. Symantec, por ejemplo, perdió su objetivo de ingresos del 4T 2017 porque subestimó la adopción de sus productos SaaS. Claudio Stahnke, analista de investigación de Canalys, dijo: “Los inversores todavía se asustan cuando proveedores como Symantec se equivocan, pero no vemos el tipo de pánico que se observó hace unos años cuando las acciones de Adobe se colapsaron después de cambiar a suscripciones para su suite de software. Los inversores están aprendiendo que los ingresos por suscripción no son algo malo, sino que es hacia dónde va el mercado “.

A pesar del fuerte crecimiento de SaaS, el hardware y el software seguirán creciendo en 2018 y seguirán representando la mayor parte del mercado de seguridad.

Fuente: channelpartner.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.