Próxima versión de Chrome bloqueará la publicidad intrusiva.

Google ha decidido activar en Chrome un bloqueador nativo de rótulos publicitarios, en conformidad con estándares definidos por una coalición de empresas.

Los preparativos y programación de esta funcionalidad comenzó en enero pasado, luego que Google se sumase a la Coalition for Better Ads, grupo industrial dedicado a promover mejores prácticas en la publicidad online. Esta coalición publicó una serie de directrices denominadas “estándares para mejores anuncios”. En estas directrices, la entidad agrupa una serie de formatos en una categoría que considera inaceptable para los consumidores. Estos formatos serían aquellos anuncios especialmente invasivos o que impiden al usuario ver el contenido que le interesa.

La coalición ha elaborado un sistema de puntuación para cada formato; mientras menor la puntuación, menos aceptación tiene la pieza. Las ventanas emergentes, anuncios que automáticamente reproducen vídeo con sonido, o aquellos que ocupan la mayor parte de la pantalla y que sólo es posible cerrar al cabo de algunos segundos, reciben la menor puntuación, convirtiéndose así en candidatos a ser bloqueados.

El 19 de diciembre, la coalición anunció que el estándar será plenamente implementado por las organizaciones afiliadas a partir de enero de 2018. Esto implica que las compañías publicitarias que se sumaron a la iniciativa bloquearán los anuncios que no cumplan con los estándares del caso.

Google, que es una empresa de publicidad, también dará cumplimiento a las directrices, tanto en su plataforma publicitaria como en Chrome.

Implementación severa por parte de Google

El navegador Chrome bloqueará todos los anuncios en sitios que no cumplan con las directrices, incluso cuando el incumplimiento ocurra con un sólo formato. Es decir, el navegador bloqueará la cartera completa de anuncios del sitio cuando este muestre, por ejemplo, un solo anuncio de autoreproducción de video.

La empresa ha elaborado además una funcionalidad denominada “Ad Experience Report”, que escaneará sitios web creando listas de aquellos que presenten publicidad intrusiva.

Una vez activado, el bloqueador de anuncios de Chrome no cargará anuncios de sitios incluidos por más de 30 días en la lista negra de Ad Experience Report. Los propietarios de sitios web tendrán la posibilidad de acceder al informe y constatar si su sitio ha sido incorporado a la lista de infractores. La empresa les dará un plazo de 30 días para corregir la situación.

La intención subyacente de Google es forzar a los propietarios de sitios web a desistir de la publicidad intrusiva e invasiva. Con ello, espera que los usuarios de navegadores estén dispuestos a aceptar algunos anuncios pasivos en lugar de utilizar bloqueadores especializados que bloquean todos los anuncios, sin excepción.

Considerando el calendario de distribución de Chrome, lo más probable es que el bloqueador nativo de publicidad sea incorporado en la versión Chrome 64, con lanzamiento previsto para fines de enero de 2018.

Fuente: diarioti.com

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.