Evolutio confía en los firewalls de nueva generación de Fortinet para la protección de las empresas

El primer paso para conseguir una red más segura es analizar el estado de la seguridad de la infraestructura IT, así como los indicadores clave de productividad y uso seguro de dichas infraestructuras.

De acuerdo con los datos del último Índice Global de Amenazas elaborado por el equipo de expertos de Fortinet, FortiGuard Labs, el número de cibertataques durante la primera mitad de 2020 se ha incrementado de forma dramática, lo que pone de manifiesto la necesidad de ajustar las estrategias de defensa en un entorno en el que el perímetro de la red está en continua expansión. Evolutio, en colaboración con Fortinet, pone a disposición de las empresas un servicio de asesoría y detección de amenazas, Cyber Threat Assessment Program (CTAP), para ayudarles a hacer frente a estos ciberataques.

Las empresas se encuentran bajo el asedio de los cibercriminales:  más amenazas, más diversas y más graves. Las cifras sobre el aumento y diversidad de los ciberataques confirman algunas de las preocupaciones de los CIOs y el equipo directivo de las organizaciones: sus infraestructuras de seguridad no estén adaptadas a la creciente sofisticación de los ciberataques. En un panorama de ciberamenazas en continua evolución, marcado por la expansión de la superficie de ataque digital debido a la adopción masiva de IoT y de dispositivos móviles, aplicaciones y servicios en múltiples nubes e incluso el teletrabajo, la protección de la red corporativa se hace más necesaria que nunca.

Las cifras sobre el aumento y diversidad de los ciberataques confirman algunas de las preocupaciones de los CIOs y el equipo directivo de las organizaciones

El primer paso para conseguir una red más segura es analizar el estado de la seguridad de la infraestructura IT, así como los indicadores clave de productividad y uso seguro de dichas infraestructuras. Igualmente, ante la adopción de entornos cloud (on premise, públicos o híbridos) y el business intelligence y la analítica de datos, también se debe garantizar que la gestión de las redes IT se lleva a cabo correctamente ante picos de tráfico inesperados.

Para ello, Evolutio pone a disposición de las empresas el Cyber Threat Assessment Program (CTAP), un servicio basado en soluciones de Fortinet que permitirá a aquellas empresas que lo soliciten auditar y conocer el estado de seguridad de la red, además de obtener recomendaciones de mejora.

Manteniendo el control del perímetro de seguridad

La naturaleza cada vez más permeable del perímetro de muchas empresas, que deben afrontar la evolución de sus infraestructuras y a la proliferación de sistemas IT en los procesos de negocio, hacen que el número de ciberamenazas aumente exponencialmente. Tener capacidad de visibilidad operacional para entender cómo las aplicaciones se están usando realmente dentro de la red de la empresa es especialmente útil para poder adaptar la infraestructura IT a los nuevos patrones de ataques.

Para hacer frente a estos retos de seguridad, las empresas pueden beneficiarse de los firewalls de nueva generación de Fortinet: FortiGate, que ofrece, entre otras, las siguientes ventajas:

  • Visibilidad completa
  • Protección contra amenazas de alto rendimiento
  • Sistema de gestión centralizada
  • Evaluación continua de riesgos a través de la automatización

Los responsables de seguridad de las empresas son conscientes del valor de monitorizar en tiempo real toda la información que circula por la red, y los dispositivos que se conectan a ella, mediante sistemas de detección y prevención de intrusos y firewalls inteligentes, garantizando una completa visibilidad de todo el tráfico y la actividad de la red. “En este sentido”, indica Ricardo Sanz, Head of Cyber Security Business de Evolutio, “los Next-Generation Firewalls FortiGate ofrecen la mejor protección e inspección de alto rendimiento de todo el tráfico de la red, empleando procesadores de seguridad propios y los servicios de seguridad de inteligencia de amenazas de FortiGuard Labs”.

Identificar comportamientos sospechosos, anomalías, o usos indebidos del sistema, y actuar en tiempo real para frenar los ciberataques es la única manera de permanecer a salvo en un entorno cambiante y de creciente complejidad. En definitiva, las organizaciones deben aprovechar las soluciones a su alcance para enfrentarse a esa superficie de ataque digital en expansión.

Fuente: computing.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.