El mainframe sigue alimentando el negocio de IBM.

En el último trimestre de 2017, la firma reporta unos ingresos en todo el mundo de 22.500 millones de dólares, un 4% más que en el año anterior.

IBM ha frenado su larga caída. Los resultados de la compañía en el último trimestre del 2017 suponen en cierta manera un punto de inflexión. Y es que los tres últimos meses del año IBM logró unos ingresos totales de 22.500 millones de dólares, un 4% más que en el mismo periodo de 2016. Es la primera vez en más de 5 años (22 trimestres en concreto) en que la firma reporta un crecimiento trimestral. “Se mire por donde se mire, ha sido una excelente forma de acabar el año”, proclamó el director financiero de IBM, Martin Schroeder. Y no es para menos, porque se trata del primero trimestre que la corporación crece desde que Schroeder está en el cargo. Eso sí, si se descuenta el efecto de la caída del dólar, los ingresos en el periodo sólo subieron un 1%. En todo el año, IBM reportó unas ventas de 79.100 millones de dólares, un 1% menos que en 2016. Además, se trata de las ventas anuales más bajas de la compañía desde 1997.

Uno de los revulsivos para IBM en los últimos tiempos está en el mainframe. Y es que gracias sobre todo a las ventas de los nuevos Z Series, el área de hardware creció entre octubre y diciembre un 32%, hasta totalizar 3.300 millones de dólares. Las ventas de mainframe en concreto subieron un 71% en el trimestre. Los principales bancos y líneas aéreas del planeta están renovando sus pedidos de mainframes. No obstante, la unidad que más aporta a la compañía es la de servicios asociados a su tecnología y plataformas cloud, que facturó 9.100 millones de dólares, aunque cayó un 1%.  El área de consultoría, por su lado, creció un 1%, hasta los 4.200 millones de dólares, mientras que toda la parte de soluciones cognitivas facturó 5.400 millones, lo que supuso un 3% de crecimiento.

Buen comportamiento del cloud

Si se aísla el negocio cloud, se puede decir que el trimestre fue bueno para IBM. En concreto, el negocio de la nube avanzó un 30% en el periodo, hasta aportar 5.500 millones de dólares. En los últimos 12 meses, la nube ha reportado a IBM algo más de 17.000 millones, un montante que incluye 9.300 millones en concepto de servicios y otros 7.800 millones por hardware, software y servicios para llevar el cloud a los clientes.

“La gran pregunta es si IBM va a ser capaz de consolidar este punto de inflexión”

Ahora, la gran pregunta es si IBM va a ser capaz de consolidar este punto de inflexión en sus resultados y de empezar a recuperar el terreno perdido en estos años. Y es que, según cálculos de ZDNet, IBM hoy debería declarar ingresos anuales de 120.000 millones sólo para compensar el efecto de la inflación en los últimos 20 años. Además, IBM ha perdido peso relativo en el mercado tecnológico, en beneficio de compañías más jóvenes, como Google y Amazon, e incluso con respecto a Microsoft. También hay que destacar el hecho de que los márgenes brutos de la compañía se han deteriorado en algunos de sus negocios clave (hasta casi un 25% en Global Services). Como dato positivo, la firma que dirige Virginia Rometty lidera la conversación en la industria en torno a tecnologías clave como blockchain, inteligencia artificial (con Watson) o computación cuántica.

Fuente: computing.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.