El CIO, a los mandos del mundo híbrido

El CIO se encuentra en un momento crucial en la evolución de su rol, en parte por la persistencia de la pandemia y en parte por una transformación digital a la que estaba abocado.

La consultora Penteo, especializada en la figura del CIO, está convencida de que su función de hacer valer la tecnología dentro de la empresa no ha cambiado, pero sí la percepción que las organizaciones tienen de su misión salvadora.

Como describe gráficamente José Luis Pérez, director de Operaciones de Penteo, las empresas estaban en la playa con el agua al cuello y cuando ha bajado la marea se han visto en bañador”. Una metáfora para describir las carencias que las empresas españolas han mostrado en aspectos tecnológicos tan básicos como la movilización del puesto de trabajo.

En cualquier caso, las compañías se han tenido que recetar unas dosis de realidad y, como abunda el consultor, “los planes de continuidad de negocio no estaban bien diseñados, eran poco maduros o desactualizados, y más agudizado si cabe el tema de los planes de recuperación ante desastres”. José Luis Pérez cree que “la crisis ha sido una ocasión para ver al CIO participando de una gestión en la que TI tiene un papel clave, y su labor ha sido valorada y en muchos casos ha sido felicitado por la Dirección”. De la misma manera, las organizaciones valoran tecnologías de vanguardia como la firma digital, cuando hace apenas unos meses ni las tenían en consideración.

En relación con los presupuestos del departamento de Sistemas, el experto asegura que van a ser conservadores, “incluso aquellas empresas que en marzo tenían previsto aumentar sus presupuestos TI, van a ver rebajadas sus intenciones, y pondrán énfasis en partidas que estaban relegadas y ahora suben a un primer plano”. Y es que proyectos como la protección de activos y ciberseguridad en remoto, las herramientas de colaboración, la certificación y aprobación digital, la renovación y la transformación del puesto de trabajo están cobrando protagonismo. “Y, por supuesto, los citados planes de continuidad de negocio y los relacionados con la recuperación de desastres”, apostilla Pérez. A cambio, otros proyectos como el ERP, por la discontinuidad anunciada por SAP, y algunos de infraestructura se van a ver postergados.

El CIO en un mundo híbrido

El teletrabajo y el presentismo están siendo las caras de una misma moneda en varias empresas, que están conjugando dos formas de operar muy diferenciadas. ¿Cómo puede congeniar el CIO esta dualidad? En opinión de José Luis Pérez, “el CIO es el directivo al que menos le debería de costar aplicar este modelo híbrido, teniendo en cuenta que es uno de los departamentos que más ha trabajado históricamente en entornos externos y en remoto. Seguro que las áreas de marketing, finanzas, RRHH… tardan más en adaptarse”.

En este punto, es inevitable hablar de la nube. “Las empresas españolas tienen un nivel de adopción de la nube lo suficientemente alto. Si quieres activar cierres de actividad a causa de una disrupción, con un proceso en cloud lo puedes hacer, mientras que en on premise tienes que acarrear con la inversión realizada. El coronavirus ha quitado el miedo al cloud”. Para el consultor, “la empresa que quiera crecer en la era postcovid tiene que invertir en cloud, y no porque sea la herramienta diferencial para ser más competitiva, sino por lo contrario, porque si no sube se meterá en problemas y no podrá gestionar bien las crisis y cambios futuros”.

En cuanto a los centros de datos propietarios, no cree que vayan a desaparecer pues habrá un remanente de empresas que por tamaño e inercia los siguen necesitando. “Si bien se invertirá en mejoras, seguridad, backup y externalización en la nube. Es posible tener una imagen de tu CPD en la nube”, algo mucho más asequible que contar con un centro de respaldo.

Relación entre CIO y CEO

La relación de TI y negocio ha salido reforzada con la crisis. “Directivos que pensaban que las tecnologías eran menos estratégicas han vivido en su piel el conflicto y han visto cómo el CIO se encargaba de sacar la empresa adelante”. Y ante una confusión de siglas como CDO (Chief Digital Officer), CTO (Chief Transformation Officer)… que se postulan como rivales de la posición de CIO, el consultor afirma que “su papel no va a quedar desdibujado pues hay dos tareas básicas como son la habilitadora de que funcione el negocio y la innovadora que busca el impacto positivo en la cuenta de resultados, por lo que podemos hablar de un CIO más operativo y otro más transformador”. En grandes corporaciones, hay un CIO global que supervisa y coordina estos dos perfiles. ¿Se puede hablar de un cambio generacional del CIO?

El director de Operaciones cree que se está produciendo paulatinamente, “la edad media va bajando y cada vez hay más CIO con un perfil más de negocio. Un puesto de trabajo que hasta ahora ha sido longevo, pero que empieza a moverse”. Un profesional con más visión de negocio pero que no debe perder de vista las tecnologías de vanguardia que marcan las tendencias del momento. Penteo señala como tecnologías innovadoras la RPA (robotización y automatización de procesos), la analítica avanzada, machine learning e IA, la realidad virtual… “De todas ellas la analítica de datos es por la que más están apostando las empresas y en segundo lugar la RPA, que automatiza procesos administrativos rutinarios y muy comunes en las empresas”. Sin embargo, tecnologías como blockchain todavía están algo verdes para su aplicación en los negocios corporativos.

RETRATO ROBOT DEL CIO

El 73% tiene más de 45 años (75% en 2019)

El 10% son mujeres

El 90% tiene estudios superiores (95% EN 2019)

El 32% ocupa su puesto más de 10 años (54% en  2019)

El 44% ha trabajado fuera de TI (39% en 2019)

Tipología: factoría, proveedor, habilitador einnovador

El CIO español transiciona entre proveedor y habilitador

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.