El centro de datos sigue tirando del negocio de Intel.

En el tercer trimestre del año, el fabricante de procesadores factura 16.100 millones de dólares, un 2% más. Las ventas de chips para centros de datos avanza un 7%, mientras que las de procesadores para PC se estancan.

Como en los últimos años, Intel avanza al ritmo que lo hace la centralización de la informática alrededor del CPD. En el tercer trimestre de este año, el gigante de los procesadores facturó por valor de 16.100 millones de dólares, un 2% más que en el mismo periodo del año anterior. Si se excluye el efecto de las cuentas de McAfee, una firma que Intel traspasó a TPG Capital en abril, aunque mantiene el control del 49% de las acciones, el incremento de los ingresos de Intel en el tercer trimestre habría llegado al 6%. Además, el fabricante californiano logró unos beneficios de 4.500 millones de dólares, un 34% más.

Si se atiende a la evolución de los diferentes negocios, se ve claramente cómo está girando el negocio de Intel. Y es que el principal negocio por volúmen sigue siendo el de los chips para PC, aunque en este trimestre estuvo estancado en términos de crecimiento. En concreto, Intel facturó 8.900 millones de dólares. Mientras tanto, las ventas de tecnología para el data center avanzaron en el periodo un 7%, hasta los 4.900 millones de dólares. Mucho mejor le fueron las cosas a las unidades de negocio mejores. Así, la de Internet de las cosas creció un 23% y totalizó unas ventas de 849 millones. Por su parte, los ingresos por las ventas de memorias, un componente que está viviendo una fuerte inflación de precios por una cuestión de carestía en el mercado, se elevaron nada menos que un 37%, hasta los 891 millones de dólares.

Fuente: computing.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.