Covid-19 se alía para acelerar la transformación digital

El ‘Índice de Interconexión Global’ de Equinix revela que los proveedores de servicios digitales prevén un aumento que multiplicará por cinco la conectividad privada entre 2019 y 2023.

El último Índice de Interconexión Global (GXI), elaborado por Equinix, muestra que la pandemia del Covid-19 ya ha tenido un efecto dramático en la forma en que las empresas están planificando sus iniciativas de infraestructura digital para los próximos tres años. Según la cuarta edición de este estudio, se prevé que los proveedores de servicios digitales -dentro de sectores como las telecomunicaciones, los servicios cloud y de TI, los medios digitales y los proveedores de tecnología- vean multiplicado por cinco el ancho de banda de la conectividad privada para 2023, impulsados por las mayores exigencias de las empresas para cerrar las lagunas digitales en el edge.

A medida que la pandemia sigue acelerando el paso a lo digital, se espera que las empresas que posibiliten el trabajo a distancia, como las de telecomunicaciones o los proveedores cloud y de TI, contribuyan al 54% del crecimiento total del ancho de banda de interconexión en EMEA, superando a otras industrias de la región. Se prevé que Frankfurt, Ámsterdam, París y Londres sean los principales núcleos de crecimiento del ancho de banda de interconexión en Europa, y se espera que la región en su conjunto represente el 23% (3.782 Tbps) del ancho de banda de interconexión global proyectado.

El ancho de banda de interconexión general alcanzará una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 45% de 2019 a 2023″

El estudio también prevé que el ancho de banda de interconexión general -la medida de conectividad privada para la transferencia de datos entre organizaciones- alcanzará una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 45% de 2019 a 2023 dentro de la región de EMEA. El crecimiento previsto está impulsado por la transformación digital y, concretamente, por las mayores exigencias de las empresas que amplían su infraestructura digital desde lugares centralizados a puntos distribuidos en el edge. Esto se produce a medida que las compañías amplían y apoyan las interacciones en tiempo real mediante la interconexión estratégica de flujos de trabajo más cercanos a las personas, las cosas, las ubicaciones, la nube y los datos, y también entre ellos. La capacidad de esta conectividad equivale a 64 zettabytes de intercambio de datos, lo que supone un ancho de banda suficiente para que todos los seres humanos del planeta (7.800 millones) transmitan su secuencia completa de ADN en una hora.

David Cappuccio, Distinguished VP Analyst, y Henrique Cecci, Senior Director Analyst, Gartner, estima que “a medida que los servicios interconectados, los proveedores cloud, la nube distribuida, los servicios edge y las ofertas de SaaS continúan proliferando, la razón para permanecer solo en una topología de data center tradicional tendrá ventajas limitadas. Esto no es un cambio de la noche a la mañana, sino un cambio evolutivo en la forma de plantear la oferta de servicios a nuestros clientes y los negocios. Esta tendencia, junto con la nueva realidad de que los factores externos podrían limitar el acceso físico al data center (como la cuarentena de emergencia), está impulsando un nuevo planteamiento en la planificación de la infraestructura”.

Perspectivas por sectores

El GXI Vol.4 proporciona una visión de cómo las macrotendencias mundiales y el COVID-19 han impactado en ciertos segmentos de la industria:

• Las pautas de adopción de la tecnología digital están cambiando en respuesta a las alteraciones generalizadas

  • Según el GXI Vol.4, el patrón de adopción digital ha cambiado y se prevé que los proveedores de servicios proporcionen ahora más ancho de banda de interconexión (10.284 Terabits por segundo (Tbps) para 2023) que las empresas, en un porcentaje de casi el doble.
  • Sin embargo, se prevé que gran parte de esta demanda de los proveedores de servicios se destinará a apoyar a las empresas que están dando prioridad a su transformación digital en previsión a la recuperación post-pandemia.
  • El estudio también pronostica que las empresas que ya cuentan con una infraestructura digital ampliarán su ventaja competitiva y continuarán liderando el crecimiento empresarial, mientras que las que no la tienen se han visto obligadas a hacer frente a dificultades y a depender de los proveedores de servicios para transformar sus modelos de negocio.

Los negocios tradicionales están pasando sus cargas de trabajo a una arquitectura edge-first

  • El GXI Vol.4 predice que los negocios tradicionales, dentro de sectores como la banca y los seguros, la industria manufacturera y los servicios empresariales y profesionales, representarán un 30% combinado del ancho de banda de interconexión global para 2023. Esto se debe a la creciente necesidad de mover las cargas de trabajo hacia el edge digital mientras se escala la infraestructura central de TI. Para 2023, se espera que estos negocios tradicionales alcancen una tasa máxima de crecimiento del ancho de banda de interconexión del 50% anual.
  • Se prevé que tanto la atención de la salud y las ciencias biológicas como el gobierno y la educación lideren las empresas tradicionales en su tasa de crecimiento de interconexión, ya que se prevé que las iniciativas públicas y privadas sobre inteligencia artificial (IA) y machine learning (ML) impulsen una tasa combinada de crecimiento del 47% en el ancho de banda de interconexión de 2019 a 2023.

• Las organizaciones se benefician del “network effect”

  • Las organizaciones están maximizando su ventaja digital mediante una presencia en los lugares con mayor número de usuarios, mayor número de proveedores y las actividades más dinámicas, lo que se conoce como “network effect”. Según IDC, el 80% de los líderes digitales verán el impacto de conectarse a múltiples ecosistemas, incluyendo la mejora de su valor para los clientes finales en el año 2025.
  • La necesidad de intercambio de aplicaciones en los ecosistemas digitales para apoyar el funcionamiento de las conexiones en tiempo real es esencial y crea el “network effect” para las empresas. El GXI Vol.4 predice que la conectividad de los proveedores de servicios a las redes y a los proveedores de servicios cloud y TI serán las dos principales fuentes de interconexión de los ecosistemas, con una tasa combinada de crecimiento anual estimado del 49% entre 2019 y 2023.

 Eugene Bergen Henegouwen, President, EMEA, Equinix:

La pandemia del COVID-19 no ha hecho más que acelerar el viaje de transformación digital que las empresas de toda la región ya estaban experimentando. La tasa CAGR del 45% prevista en Europa es indicativa del aumento de las demandas de las empresas para mejorar su capacidad de interconexión a fin de competir en una economía cada vez más digital. Ahora es aún más crucial que las empresas encuentren formas innovadoras de interconectarse con sus clientes y partners para obtener una ventaja competitiva en un entorno cada vez más disperso”.

Ignacio Velilla, Managing Director en España de Equinix:

Las empresas exigen una mejor capacidad de interconexión para poder competir en la economía digital actual y adaptarse mejor a los desafíos que están por llegar. La nueva edición del Índice de Interconexión Global muestra la necesidad de un modelo de conectividad directa, privada, segura y ultrarrápida para que las empresas sigan creciendo y aprovechen futuras oportunidades de negocio en la era digital. En España tenemos una gran oportunidad para hacer realidad el potencial de nuestro ecosistema de interconexión y para posicionarnos entre los principales mercados europeos“.

Fuente: computing.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.