Cómo saber si te han hackeado el «smartphone» y te están robando los datos

  • Hay ciertos sintomas a los que se debe prestar atención para saber si un terminal ha sido infectado con código malicioso.

El «smartphone» se ha convertido en una suerte de caja desastre en la que cabe toda la vida de su dueño. Desde sus mensajes privados y las fotografías que saca y le mandan, hasta sus correos personales y de trabajo. Una cantidad de información descomunal que, bajo ningún concepto, debe acabar en manos de terceros. Por eso, es imprescindible poner todos los medios posibles para evitar que sea «hackeado». Para ello, lo más importante es tener cuidado con los sitios que se visitan y con los documentos que se descarga. También es fundamental el empleo de contraseñas seguras y contar con un antivirus comercial de calidad.

En caso de que tenga sospechas de que su terminal ya ha sido «hackeado», hay una serie de aspectos en los que debe fijarse. A continuación recogemos los más importantes.

Mal rendimiento

Si tiene dudas sobre el estado de su «smartphone», lo primero que debe hacer es cerciorarse de que funciona a velocidad correcta. Y es que, aunque los móviles actuales no están diseñados para ser eternos, tampoco es normal que se ralenticen de golpe y porrazo. Si algo así ocurriese, podría ser producto de un «malware» (virus informático) que se ejecuta en segundo plano sobrecalentando el terminal y gastando rápidamente la batería.

Demasiada publicidad

Si cada vez que desbloquea el teléfono recibe notificaciones con publicidad o anuncios, entonces es probable que tenga un «adware» instalado (programa que muestra publicidad no deseada). Estas ventanas emergentes tienden a aparecer después de descargar e instalar alguna aplicación, que por lo general suelen ser de utilidades u optimizadores de memoria RAM. Los «pop-ups», como se los conoce, muestran mensajes muy variados, desde invitaciones a la tienda de aplicaciones para descargar alguna hasta alertar sobre la existencia de un virus móvil.

La gran mayoría de «malware» que encontramos en dispositivos con sistema operativo Android utiliza el número móvil para subscribir al usuario de forma unilateral a servicios premium, por lo que el usuario comenzará a recibir mensajes de servicios (horóscopo, etc.) que no conoce. Por otra parte, es posible que no sólo esté recibiendo estos mensajes, sino que también esté enviándolos a sus contactos sin que el propietario se dé cuenta, o incluso que algunos mensajes sean publicados en redes sociales. Además de los riesgos asociados al «malware», el usuario corre el peligro de verse afectado en términos económicos, ya que estos servicios suelen ser de pago.

Descarga de «apps»

El auge de las aplicaciones móviles ha provocado que muchos usuarios las instalen sin ton ni son. Muchas veces, el exceso de este tipo de utilidades hace que no nos demos cuenta de que algunas se descargan sin nuestro permiso. Cuando vemos que estas no se pueden eliminar correctamente, es porque han sido descargadas gracias a un «malware» que tenemos instalado en el dispositivo.

Cómo comprobarlo

Desde la Asociación de Internautas se han compartido tres códigos para meter en el teléfono y poder comprobar si ha sido hackeado. El primero es el código universal: **##002#**. Con él, es posible desactivar todo el desvío de llamadas. Es decir, se desactivarán de forma instantánea las redirecciones del teléfono móvil. Por eso mismo, si crees que tus llamadas pueden estar siendo redirigidas hacia otros receptores que no son los verdaderos, marca el código en el teléfono y en cuestión de segundos podrás comprobarlo.

Otro código bastante interesante es el siguiente: ***#62#**. Si en alguna ocasión nuestros amigos o familiares nos comentan que nuestro número está fuera de servicio o simplemente no responde, deberíamos comprobarlo con este código.

Al marcarlo, este nos indicará dónde se están redirigiendo todas esas llamadas, mensajes y datos. Habrá que comprobar que el número al que se está redirigiendo todo es de nuestra propia compañía, de no ser así, lo más recomendable es actuar inmediatamente, recurriendo a la compañía telefónica.

Un tercer código es ***#21# ** , muy similar al anterior, dado que también indicará si nuestras llamadas, mensajes, datos, incluso el fax están siendo interceptados o desviados hacia otro número, pero tiene una diferencia importante: éste código muestra una pequeña pantalla donde se indica mediante texto si realmente algún servicio está siendo desviado.

Fuente: abc.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.