Cómo planificar una pandemia desde el punto de vista de la seguridad

La pandemia de coronavirus obliga a las empresas, al igual que en otras crisis sanitarias pasadas, a evaluar el impacto en sus operaciones y prepararse para afianzar su seguridad.

La pandemia de coronavirus obliga a las empresas, al igual que en otras crisis sanitarias, a evaluar el impacto en sus operaciones y prepararse para afianzar su seguridad. “Si hablamos de esta amenaza todavía nos encontramos con muchas incertidumbres. Pero, lo cierto es que el mundo ha cambiado en varios aspectos clave desde brotes anteriores, como el de SARS en 2003”, asegura Mark Womble, director de consultoría de seguridad en Control Risks. “Estamos mucho más interconectados. Y, las cadenas de suministro globales son la norma y muchas dependen de China”.

Esto, según el experto, podría aumentar las probabilidades de interrupciones de los negocios. Por otro lado, las redes sociales han tenido un gran impacto, no solo en la forma en que nos comunicamos, sino de cómo obtenemos la información. “Esto puede tener tanto efectos positivos como negativos”. Mientras que los líderes de negocio habrían expresado su falta de información en 2003, “ahora se encargan de destilar ese goteo incesante de noticias al que asistimos hoy. Se tienen que encargar de depurar la información verídica, las decisiones como marca y comunicarse con empleados, clientes y proveedores”.

Consejos de seguridad

Por todos estos cambios, los expertos recomiendan organizarse para la preparación de esta pandemia desde el principio, con una revisión de los planes de continuidad de negocio, gestión de emergencias y comunicaciones de riesgos. Esto incluye la evaluación de impactos de una reducción temporal de la fuerza de trabajo o un número grande de personas realizando teletrabajo. “Evaluar los riesgos y vulnerabilidades en los sistemas físicos e informáticos es clave en la organización”, asegura Nitin Natarajan, director de Cadmo. “El departamento de seguridad y TI necesita informar constantemente a la alta dirección y asegurarse de que existe una clara comprensión de las expectativas”.

Asimismo, es importante establecer una campaña de sensibilización e inteligencia que acuda a fuentes verídicas de información para saber qué hacer en caso de brecha. Y, con ello, identificar los potenciales desencadenantes, las tolerancias de riesgo y las posibles respuestas a estas amenazas.

En este punto, habría que garantizar una respuesta coordinada y fuerte que integre al personal de comunicaciones de seguridad, la gestión de emergencias y de riesgo. “Hay que usar centros de operaciones de emergencia y asegurar las comunicaciones consistentes y frecuentes al personal y las partes externas interesadas”, expresa Natarajan. Además, en esta estrategia no cabe otro pensamiento que el gobal; las empresas tienen que estar preparadas para posibles impactos a escala mundial.

Por último, los analistas recomiendan hacer pruebas de esfuerzo para evaluar la capacidad del trabajo a distancia y transparencia en todas las acciones a tomar en los próximos días.

Fuente: cso.computerworld.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.