La migración a la nube supone un puente hacia la innovación para las empresas

El 23,2% de las empresas españolas compró servicios en la nube durante el primer trimestre de 2018, según un informe de Oliver Wyman.

Los expertos afirman que la migración a la nube no es opcional sino necesaria para ser competitivos en el entorno digital. Ante las complejidades y dudas que este cambio de paradigma plantea, sobre todo en términos de seguridad, Oliver Wyman presenta el informe Smart Cloud Migration con las claves para que las empresas migren a la nube con éxito, de forma estratégica y con un impacto positivo e integral.

En España, un 23,2% de las empresas de más de 10 empleados compró servicios en la nube durante el primer trimestre de 2018, según datos del INE. Entre los servicios cloud más demandados destacan el email (74%), el almacenamiento de ficheros (72%) y los servidores de bases de datos (63%), aunque el software y la ofimática empiezan a ganar terreno.

A pesar de que cada vez más empresas españolas confían en la nube y de que las previsiones apuntan a un crecimiento exponencial de este servicio, a España le queda todavía camino por recorrer. A nivel EMEA, el 84% de las empresas y organizaciones ya ha migrado datos y servicios a la nube y apuesta fuerte por la adopción de tecnologías cloud.

Principales claves:

1. Establecer objetivos de negocio

Planificación y estrategia son los primeros pasos a seguir antes de implementar la migración. Un análisis pormenorizado de la situación actual y la definición de objetivos específicos de negocio son la base del éxito. Tan importante es la ejecución de la migración como la planificación de la misma.

En este sentido, el estudio hace hincapié en la relevancia de concebir la migración como parte de una estrategia global y un cambio más amplio, así como una oportunidad única para incorporar la innovación a la empresa.

2. Agrupar aplicaciones en clusters

Para no perder de vista el propósito, los expertos de Oliver Wyman aconsejan mantener puntos naturales de modularidad y segmentar las aplicaciones en clusters como, por ejemplo, diferenciar entre frontend, herramientas de trabajo, procesos y finanzas o plataformas del sistema.

El informe recomienda trabajar primero en entornos de preproducción para realizar las pruebas y asegurarse que los cambios cumplen todos los requisitos. La estrategia a seguir es la denominada ‘canary testing’, que consiste en iniciar la migración con aplicaciones más pequeñas para continuar después con las más complejas y sofisticadas para evitar errores.

En EMEA, el 84% de las empresas ya ha migrado datos y servicios al cloud”

3. Elaborar un plan de migración

La creación de un plan maestro que recoja de forma detallada la secuencia de cómo se llevará a cabo la migración es esencial para minimizar riesgos y completar el proceso con éxito cumpliendo con los objetivos marcados.

Este plan debe incluir fases clave como la evaluación de las aplicaciones para definir necesidades, mejoras, presupuestos y tiempos de ejecución, así como la definición de dónde se alojará cada plataforma, la elaboración de la estrategia de no producción o la priorización de clusters. Además, en este punto, la empresa debe evaluar también si incluye en el proceso los servicios y aplicaciones que tiene externalizados.

4. Ejecutar la migración a la nube

La ejecución de la migración debe implementarse siguiendo una estrategia de verificación en línea con el canary testing. Oliver Wyman recomienda mover el tráfico de forma gradual de los programas tradicionales a la nube y establecer sistemas de medición y métricas a lo largo de todo el proceso. Asimismo, con el fin de acelerar el proceso de migración y solucionar las posibles complicaciones, es importante establecer un servicio de asistencia 24/7.

Fuente: computing.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.