Formación y certificación, vía para el tránsito a la nube.

Maureen Lonergan, directora de Formación y Certificación de AWS, valora formar a los empleados formar a los empleados para hacer un mejor uso de la nube.

Como directora de formación y certificación de AWS, considero que la mejor forma de exprimir todo el potencial de tus proyectos en la nube es invertir en formación para contribuir a aumentar las destrezas de tu plantilla en todo lo concerniente a la nube. Al hacerlo, podrás aprovechar esas destrezas que la plantilla ya tiene, alcanzar los objetivos de negocio en menos tiempo y tener la confianza de que tu organización le está sacando el máximo partido a la nube.

En este artículo me gustaría analizar por qué la formación es un estadio tan importante y valioso en el tránsito a la nube y cómo podemos ayudarte a llegar a buen puerto en este tránsito, convirtiendo a tus empleados en auténticos expertos en la materia.

Ya cuentas con la gente que necesitas

Una formación adecuada puede ayudar a tu plantilla a valerse de las destrezas informáticas e institucionales fundamentales con las que ya cuentan para realizar la transición a sus nuevos roles en la nube. La formación de los empleados representa un ahorro de tiempo y dinero ya que no resultará necesario contratar a más personal para cubrir esos roles relacionados con la nube.

En esencia, sea cual sea tu plataforma en la nube, cuanto antes te replantees qué profesionales tienes, qué profesionales necesitas y cómo invertir en ellos para desarrollar sus habilidades, más fácil te resultará  tu trabajo.

La formación ayuda a las organizaciones a alcanzar sus objetivos en menos tiempo

Al formar a tus empleados, les estarás dando la capacidad de hacer un mejor uso de la nube, de forma que puedas cumplir tus objetivos con mayor eficiencia. La formación en la nube les brindará las destrezas y habilidades que necesitan para acelerar la innovación.

Al formar a tus empleados, les estarás dando la capacidad de hacer un mejor uso de la nube

La formación resulta de especial importancia en el caso de las organizaciones que están abordando migraciones complejas. Por ejemplo, la formación ayuda a los empleados a comprender cómo usar la nube. Así, pueden aprender a gestionar, operar y desplegar aplicaciones en plataformas como AWS más eficientemente. También ayuda a aliviar la ansiedad de tus equipos enseñándoles cómo lidiar con lo desconocido, contribuyendo así a incrementar la implicación de tus empleados. La formación les dará un lenguaje común, permitiéndoles colaborar más eficazmente. Además, una plantilla debidamente formada, ya sea en torno a AWS u otra plataforma, será capaz de identificar mucho más rápidamente qué servicios y soluciones necesita, lo que a su vez se traduce en un desarrollo más rápido de soluciones mejores para vuestros clientes.

Una plantilla debidamente formada será capaz de identificar mucho más rápidamente qué servicios y soluciones necesita

Valida los conocimientos mediante certificaciones

Anima a tus empleados a obtener certificaciones para que todos podáis confiar en las habilidades del equipo. Un grupo especializado de personal dotado de determinadas certificaciones puede guiar a toda la organización a través del proceso y ayuda a implantar ‘best practices’. Al mismo tiempo, estas certificaciones pueden ayudarte a identificar a aquellos individuos que están en mejor posición para un ascenso dentro de la organización. Si necesitases contar con más experiencia en torno a la nube, busca a candidatos certificados que te puedan ayudar a paliar posibles carencias con total confianza.

La formación y la certificación ayudan a las organizaciones a desarrollar sus destrezas y habilidades en todo lo que a la nube se refiere, para que las transiciones y migraciones resulten más sencillas y puedas sacar el máximo partido a tus inversiones en menos tiempo.

Actualmente, existen numerosas alternativas para llevar a cabo esta formación. Por ejemplo, es posible recurrir a formación basada en puestos en la que se ofrecen planes de aprendizaje específicamente orientados a puestos de trabajo concretos en ámbitos como el desarrollo, las operaciones o la arquitectura y que culminan en certificaciones que validad los conocimientos adquiridos. O también a estrategias de formación a medida, en la que se diseña un plan, que incluye guías paso a paso y calendarios que detallan quién deberá recibir qué formación. Así, tu plantilla tendrá una perspectiva clara de la hoja de ruta a seguir. Por supuesto, también se puede recurrir a la formación en línea. Una vez que la plantilla ya domine los fundamentos básicos de la nube, resultan muy útiles e interesantes los laboratorios para practicar o los cursos monográficos. Se trata de una forma sencilla y rentable de inculcar las destrezas que tu plantilla necesita para trabajar en la nube.

Más allá del conocimiento

La formación y la certificación pueden ayudarte a preparar a tus empleados para el tránsito a la nube. En última instancia, la formación es mucho más que acumular conocimiento y generar concienciación. El objetivo último es ayudar a la organización a cumplir sus objetivos en menos tiempo e invirtiendo menos recursos. Con la formación adecuada, contarás con personal instruido en la nube, que te ayudará a exprimir todo el potencial de la nube para innovar más y comercializar mejor.

Fuente: computing.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.