Estados Unidos seguirá siendo uno de los motores de la industria TI mundial.

A pesar del empuje de los países asiáticos, las ventas de servicios TI que crecerán un 21% gracias a la nube, le ayudarán a mantenerse en el primer puesto del podium.

El mercado TI estadounidense crecerá a buen ritmo, un 3,9% anual, y por delante de otros países  desarrollados al menos a medio plazo. Esas son las principales conclusiones del informe de previsiones de BMI Research que enfatiza la ventaja competitiva que obtendrá Estados Unidos sobre otras economías como Alemania o Gran Bretaña, empantanadas por el Brexit y la incertidumbre económica en el primer arranque del cuatrienio. China, el otro gran motor mundial crecerá a un ritmo mayor (8,0%) a pesar de los años de retraso que lleva respecto al coloso americano.  El gasto total en TI de los Estados Unidos en 2020 alcanzará los 823.159 millones de dólares, el 25% del gasto TI mundial, una mega cifra que se alcanzará gracias al progresivo interés de las empresas y grandes corporaciones por adoptar tecnologías emergentes y las últimas soluciones y productos que aparecen en el mercado. Las organizaciones y usuarios mostrarán gran interés por integrar tecnología cloud, software corporativo en tiempo real y también soluciones de seguridad y de big data.

El principal impulsor de las ventas será el negocio de servicios que mejorará sus ratios a un ritmo de doble dígito y mejorará en un 21% las cifras del ejercicio de 2016 -desde 281.082 hasta los 342.665 millones de dólares- de 2020. El Internet de las Cosas generará muchos ingresos adicionales materializados en servicios que, sin embargo, continuarán siendo una parte reducida del negocio. El cloud computing sí que contribuirá a mantener el liderazgo mundial de Estados Unidos en el ámbito de servicios TI y allanará el camino para muchas empresas TI embarcadas en la transición a este escenario.

El negocio retail sufrirá más altibajos ante las dudas que provocarán los nuevos formatos de uso como las tabletas o los 2-en-1 frente a los desktop y notebook, cuyas ventas continuarán en descenso. En total, las ventas de hardware avanzarán desde los 226.855 millones de dólares que cosechará en 2016 hasta los 241.926 millones en 2020. El software también progresará desde los 199.437 millones de dólares hasta los 238.567 millones de dólares gracias al fuerte impulso  de las ventas de software como servicio (SaaS) y creciente demanda en soluciones de ciberseguridad.

Fuente: computing.es

 

Artículos Relacionados

DEJA UN COMENTARIO:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.